«Los valencianos podemos dormir tranquilos en relación a los volcanes»

«Los valencianos podemos dormir tranquilos en relación a los volcanes»


Expertos descartan peligro de volcanes en Valencia / EFE / Miguel Calero

El profesor José Delgado recuerda que todos están extintos y no suponen un riesgo para la población

José Delgado, Director del Departamento de Grabación Sísmica de la Universidad de Alicante (UA), tiene rotundamente claro que un episodio como el que se vive actualmente en la isla canaria de La Palma podría llegar a la Comunidad Valenciana: «los volcanes de la comarca
Valenciana está extinta«Y por tanto no suponen ningún riesgo para la población. Los valencianos podemos dormir tranquilos», afirma.

El profesor de la UA afirma que »
un volcán se considera extinto si no ha estado activo durante siglos o milenios. Los restos de la actividad volcánica que tenemos en la Comunidad Valenciana, como la de
Cofrentes, las Columbretes o el afloramiento de Altea son mucho más antiguas. Por lo tanto, estamos en una escala de tiempo mucho mayor y no tienen actividad asociada.

¿Cuántos volcanes hay en la Comunidad Valenciana?

Sin embargo, el profesor Delgado recuerda que la Comunidad Valenciana se encuentra en una zona de peligro sísmico. “La provincia de Alicante y todo el contexto geológico en el que se encuentra es riesgo sísmico. La calificación de este riesgo depende en gran medida del término comparativo utilizado. Si usamos una escala mundial, este riesgo es moderado o bajo, porque lo que está en Japón, California Lo que pasa con Chile o México es mucho más grave.

Definitivamente el director de la Unidad de Registros Sísmicos de la UA deja claro que si el punto de comparación es el resto de nuestro territorio nacional ”.
Estamos en una de las zonas más peligrosas«.

El profesor Delgado da un ejemplo claro y oportuno: “Eventos como el de Lorca pueden suceder. Mucho mas grande. La historia reciente de la provincia de Alicante nos recuerda el terremoto de
Torrevieja desde 1829mucho más estricto que el de Lorca ”.

Algunas fechas que son las mismas que las proporcionadas por el
Instituto Geográfico Nacionalreflejando que el primero de los grandes terremotos que sufrió la comunidad valenciana, y del que hay constancia, se produjo en Orihuela en el siglo XI con una intensidad del VIII y destruyó la mezquita de la ciudad.

El siguiente fue 1396 en
Tabernas de la Valldigna, con una intensidad entre VIII y IX que provocó el derrumbe de 200 viviendas. Esa misma intensidad registró el temblor que tembló
Muralla de Alcoy 1644, en el que murieron 22 personas además de muchas casas derrumbadas.

Otro de los más importantes fue el llamado terremoto de
Engueraaunque en realidad tuvo su epicentro en Montesa y también afectó a Sellent y Estubeny, que fueron destruidas. 38 personas murieron. El momento más cercano, como ha indicado Delgado, fue el de Torrevieja en 1829. La ciudad sureña de Alicante tuvo que ser reconstruida junto con Guardamar. 389 personas murieron.

Uno de los principales inconvenientes de la realidad geológica valenciana frente a la de
La palmera radica en la imposibilidad de predecir un terremoto. Mientras que en Canarias “la causa de los temblores que hemos visto en las últimas semanas fue el movimiento de la roca fundida en busca de una vía de escape a la superficie, el origen de los terremotos aquí es la colisión de las placas euroasiática y africana”.

Todo esto, como explica Delgado, lleva a que el orden de los factores se invierta y si bien anteriormente hubo pequeños terremotos en La Palma, si en el
Comunidad valenciana Si se produjera un episodio “de cierta magnitud, sucedería, como en Lorca, que sería seguido de decenas o cientos de pequeños movimientos; pero siempre a posteriori ”.

Sin el riesgo volcánico y más allá del evidente peligro que el movimiento sísmico podría representar para las estructuras, Delgado explica que un terremoto de cualquier intensidad plantearía una serie de amenazas muy diferentes.

“Cuando ocurre un terremoto de cierto tamaño, desencadena varios fenómenos que ocurren con el tiempo. Puede que tengamos la opción de uno
Tsunami o maremoto. También se pueden producir inestabilidades de talud, como sucedió en Lorca ”. dice Delgado.

El experto de UA también apunta a “otro riesgo asociado como
Licuefacción de sedimentos, es decir, si la tierra es de naturaleza arenosa y contiene agua, se convierte en una especie de líquido. Algo parecido a arenas movedizas que todos hemos visto en las películas. Si se construyen edificios en estos niveles, pierden su sustento y pueden sufrir daños ”.

Con todos estos datos, y si bien es imposible saber de antemano cuándo volverá a temblar la tierra, el profesor Delgado afirma que «en el contexto geológico en el que nos encontramos, es muy posible que en el futuro se produzcan grandes terremotos. «. . »

Los datos que se recopilan constantemente en la Unidad de Registros Sísmicos de la UA muestran que »
Anualmente se registran entre 80 y 120 terremotos. La gran mayoría de nosotros sabemos que sucedió gracias a la instrumentación, ya que solo hay dos o tres para que la población se dé cuenta.

Según Delgado, esto explicaría la sensación de que “estamos en un momento de mayor actividad sísmica.
Parece que cada año hay más terremotos, pero no es así. Lo que pasa es que la instrumentación mejora y por eso vemos más ”.

En concreto, el terremoto más intenso registrado en la Comunidad Valenciana en los últimos tiempos fue el que sacudió
Villena el 12 de septiembre a las 22:15 h con una magnitud de 2,3.

A pesar de todos estos datos, el profesor José Delgado envía un mensaje de calma y asegura que »
podemos vivir en paz. Es más probable que un automóvil lo atropelle al cruzar la calle un día que lo que es probable que muera en un terremoto «.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *