Los museos catalanes apuestan por la digitalización y el público local

Los museos catalanes apuestan por la digitalización y el público local


Tras una pérdida de visitantes en 2020 por la pandemia, el sector busca oportunidades para reactivarse

BARCELONA, 3 de abril (EUROPE PRESS) –

Los museos y centros culturales catalanes han optado por la digitalización y están buscando formas de llegar al público local para superar los efectos de la pandemia. Así lo han explicado fuentes de varios museos a Europa Press.

Tras un año en el que, según la Generalitat, los museos catalanes registraron una pérdida de visitantes del 77,8%, las instituciones históricas registraron 30.952.439 visitantes en 2019; en 2020, 6,819,459 – el sector ahora busca oportunidades para reactivarse.

«La respuesta es muy buena en este momento, pero se han sumado factores de incertidumbre», dijo la directora de los Museos Dalí, Montse Aguer, y agregó que están muy pendientes y preocupados por la acción en un futuro próximo.

El administrador del Museu Nacional d’Art de Catalunya (Mnac), Víctor Magrans, agregó: «No es solo por la pandemia, es también una percepción psicológica del entorno; la gente no va a los museos, pero tampoco a lugares de entretenimiento «.

Sin embargo, el director del Museu d’Art Contemporani de Barcelona (Macba), Ferran Barrenblit, dijo que nunca dieron mucha importancia a los personajes porque ven la institución cultural como un servicio público: «El modelo neoliberal en el que la institución había a tener lo suyo. Encontrar su propio camino que viene de la crisis anterior y no es sustentable ”.

Magrans también aseguró que seguirán las mismas actividades pase lo que pase: «Somos una correa de transmisión. Si paramos, traeríamos un desastre a todo un sector que merece la oportunidad de ganar un salario».

Un publico local

La pandemia también ha afectado a los museos de forma diferente según el tipo de público: la Generalitat apunta que las zonas de Cataluña que experimentaron un mayor descenso en el número de visitantes respecto a 2019 fueron las zonas con mayor tráfico turístico: la Costa Brava – 80,4% – y Barcelona – 77,5% -.

Por eso, por ejemplo, los centros culturales de la Fundación La Caixa, en los que vive entre el 80 y el 90% de los indígenas, se reactivan mejor: «Muchos fines de semana hay 300 personas que no pueden entrar a la sala», el centro dijo informado.

Mientras tanto, los museos de Dalí, que dependen en gran medida del turismo, están tratando de acercarse al público local y asegurarse de que la pandemia sea un buen momento para ver cosas que normalmente no se pueden ver porque están cedidas en todo el mundo.

También están animando al público local, señalando que esta es la primera vez que pueden visitar tranquilamente sus museos, con capacidad reducida al 30%.

Digitalización

Magrans afirmó que el público sigue interesado en el Mnac a nivel virtual -tenían un millón de solicitudes en 2020- y L’Àgora Digital de CaixaForum y CosmoCaixa también lo están haciendo bien: registraron 3,5 millones de visitas en 2020.

Debido a la pandemia, los museos de Dalí decidieron pasar a la digitalización y llevan un año trabajando en proyectos en este ámbito, que anunciarán en breve.

Barrenblit afirmó que Macba ya había optado por la digitalización durante años y que tienen «todo el museo en su archivo digital» con conferencias y documentación.

Dijo que en su caso el número de visitas no ha variado significativamente, pero que antes de consultar información sobre las exposiciones que se deben visitar – por ejemplo, horarios y direcciones – mientras el usuario ahora pasa mucho tiempo en la Página.

Lo mismo sucedió en el Museu Picasso de Barcelona, ​​donde el número de visitantes ha disminuido. Sin embargo, si bien la visita fue la más consultada, los usuarios buscaron más contenido «visual y distractor» mientras estaban bajo custodia.


Felipe Tordero

Felipe Tordero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *