Los militares traen Anaga de regreso a Santa Cruz

Los militares traen Anaga de regreso a Santa Cruz


Los soldados llegaron al borde de la garganta de El Cercado antes que Eusebio Déniz, el cronista fotográfico de la ciudad de San Andrés, que inmortalizó el día a día. Los veinticinco miembros de la Brigada Canaria del XVI. Los batallones de ingenieros desterraron la imagen de los soldados que se dirigieron al lugar de la intervención en camiones. Fue un “aterrizaje” tranquilo: todos llegaron en su automóvil para replantearse el trabajo con el capitán José María Molero antes de instalar la pasarela.

Los militares traen Anaga de regreso a Santa Cruz


Al menos una hora antes, el subdirector de la Policía Local, Blas Hernández, se encontraba allí para monitorear los cambios realizados, como la renovación de la ampliación del Dr. Rafael Folch You, que pasa por el centro cultural por un lado de la calle, también reconocido por los vecinos como el Concejal de San Andrés – en una calle de un solo sentido, además de eliminar el estacionamiento en la zona para permitir que los militares apilen materiales y realizar el Para facilitar su uso.

Los militares traen Anaga de regreso a Santa Cruz


Blas Hernández ordenó bloquear el paso de vehículos para despejar el paso: “¡Este es el último! ¡Espera, continúa, continúa! ». Luego gritó por la estación: «¡Ésta, no dejes que pase!», A lo que su interlocutor respondió: «Eres tú», refiriéndose a una militar que quería conocer el convoy. A las siete y media de la mañana, el Capitán Molero había informado al jefe policial en funciones de la llegada de los vehículos y cerró la entrada a la zona desde la parte baja de la calle Taganana cerca del bar Los Churritos. para facilitar el consultorio médico, donde más de un paciente que acudió a análisis se encontró con la “sorpresa”: primero un Gandola moviendo un tractor con un vehículo más pequeño especializado en pavimentación; Detrás de un jeep militar otro transportador con material y … incluso una ambulancia trajo a los militares. Y la plataforma militar Bailey, modelo en cuadrícula, aún no había llegado, como explicaría más tarde la capital, Molero, antiguo conocido de San Andrés, cuando se instaló en junio de 2004 y septiembre de 2005; la segunda vez que estuvo diez años …

Los militares traen Anaga de regreso a Santa Cruz


Los militares traen Anaga de regreso a Santa Cruz


Soldado Barona, y hay tres

Entre los 25 soldados se encuentra Jonathan Barona de la Brigada de Canarias del XVI Batallón de Ingenieros, que desde ayer puede presumir de haber subido tres veces el puente militar Bailey en El Cercado -sin completar la obra actual-.

El soldado Barona recordó que participó no solo en el montaje sino también en el mantenimiento, porque la segunda vez que la instalación temporal de la pasarela de Bailey sobre el desfiladero tardó unos diez años, por lo que el ejército se fue a casa para continuar engrasando y supervisando el puente.

Este tinerfeño, que vive en el barrio de San Matías, a medio camino entre Santa Cruz y La Laguna, lo recordó decidió unirse al ejército «para deshacerse de una espina» Bueno, siempre le había llamado la atención, quizás por su amor por los deportes y la aventura. Además, el galgo proviene de una casta en la que su familia tiene conexiones militares por parte de su padre, lo que lo alentó a unirse al ejército hace casi dieciocho años. El soldado Barona se puede identificar entre los 25 compañeros porque compite con el mismo puente en fuerza física.

Al frente de la operación de campo, el capitán Molero, quien admite que primero ingresó al ejército por los valores del servicio a la patria, mientras estudiaba ingeniería en el bando. Desde su Madrid natal, José María Molero ha prestado diversos servicios, desde la Unidad Militar de Emergencias (UME), donde estuvo vinculado a operaciones migratorias, para desarrollar su formación con diversos cursos, incluso de buceo, hasta que llegó a Tenerife hace unos dos años. Se movió por destinos como Sevilla o Zaragoza.

El Capitán Molero fue uno de los comandantes de la Brigada Canaria del Batallón de Ingenieros, que la semana pasada participó en los preparativos con el equipo técnico del Ayuntamiento de Infraestructuras, Dámaso Arteaga. “Hemos establecido un turno de doce horas y, si es necesario, estamos a su disposición las 24 horas del día debido a su urgencia; Tenemos que salvar un desnivel de doce metros -dice en relación al ancho del canal de El Cercado- para hacer posible una plataforma de 18 metros de ancho, con zona peatonal y dos rampas de salida; es un «puente vehicular con camino peatonal». Hemos dado cinco días para completarlo; Una vez instalados, se nos pide mejorar el radio en la explanada del otro lado (cerca de Montaña Morera) para facilitar el giro de los vehículos ».

El Capitán Molero señala al teniente a cargo y la participación de 25 soldados luego de que declarara que contaban con vehículos, una grúa y maquinaria de la unidad Vempar.

Son las diez en punto. Los soldados ya comenzaron a bajar herramientas y suministros del puente mientras esperan que llegue la estructura cuando llegue el Alcalde de Santa Cruz, acompañado por los Consejos de Infraestructura, Seguridad Pública y Distritos de Anaga.

El ayuntamiento revela que fue llamado temprano en la mañana por la ministra de Defensa, la socialista Margarita Robles, para informarle del operativo militar luego de aprobar su solicitud y brindarle algunos detalles sobre el transcurso de la reunión en Plaza, un gesto. hecho al alcalde gracias.

El concejal de Infraestructuras, Dámaso Arteaga, asegura que durante el fin de semana se ha trabajado en la retirada de postes de luz y señalización … y falta revisar la arboleda para facilitar el montaje de la grúa. “Los esfuerzos de hoy (ayer) se centran en repensar la obra mientras el montaje se lleva a cabo entre el martes y el miércoles”, aunque la obra está programada para finalizar el viernes. “Ustedes (el ejército, dice Arteaga) serán los encargados de preparar la explanada para que los vehículos puedan girar; es mejor que ellos hagan todo el trabajo ”, dice.

Con cuidado, el capitán Molero repite los plazos -el viernes- y se acerca al montaje con el peso de quien, con la ayuda del Batallón de Ingenieros, está escribiendo una página de la historia de la ciudad. «El objetivo es restablecer el acceso a las localidades de Anaga desde Santa Cruz de Tenerife», mientras que los operadores del puente, que está cerrado al tráfico por su mal estado, no se apresuran a levantar vallas.


Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *