Los grandes productores deben tener su propio servicio de recolección de basura

Los grandes productores deben tener su propio servicio de recolección de basura


La nueva ordenanza municipal de residuos y limpieza viaria Santa Cruz Obligará a los grandes productores como centros comerciales, hoteles, restaurantes, mercados, hogares de ancianos, hospitales y escuelas a tener sus propios servicios de recolección de basura. Así lo apunta la primera teniente de alcalde y concejala de Servicios Públicos, Guillermo Díaz Guerra, el PP, que destacó la implantación de un nuevo modelo de gestión de residuos en la capital, “que permita al Ayuntamiento centrarse más en la ciudadanía y la pequeña empresa”.

“La idea es que los grandes productores se hagan cargo de sus residuos, contenedores y todo lo que conlleva este servicio y contraten una empresa que puede ser la sociedad urbana, en este caso Valoriza u otra persona, para que se encargue de la Recogida de residuos”, dice Díaz. .

El hecho de que los grandes productores dispongan de su propio sistema de gestión de residuos permitirá al Ayuntamiento ofrecer un servicio de limpieza “cada vez más cercano a la gente”, ha señalado el primer teniente de alcalde. El alcalde deja claro que los grandes productores no tienen que pagar el impuesto municipal sobre residuos a la hora de implementar este nuevo modelo, “como es lógico”.

Esta es una de las novedades que se sumarán a la nueva Ordenanza de Residuos y Saneamiento de Santa Cruz, que sustituirá a la norma actual aprobada en 2001 que, según el Ayuntamiento, está desactualizada e inconsistente con la realidad actual. El consistorio ya está trabajando en la redacción, tomando como referencia el reglamento marco de recogida de residuos aprobado por la FEMP (Asociación Española de Municipios y Provincias) el 30 de mayo de 2019.

“Santa Cruz no se ensucia solo; los principales problemas son los ciudadanos »

Otra innovación se refiere al régimen de sanciones por incumplimiento. El ayuntamiento ha anunciado que aumentará significativamente el tamaño de las multas. En la regulación marco aprobada por la FEMP, el nivel de sanciones puede alcanzar la asombrosa cifra de 1,7 millones. Esta sería la multa más elevada y habría que pagarla en caso de infracción penal muy grave, como el abandono o depósito de residuos municipales de cualquier tipo, en caso de una amenaza grave para la salud humana o daños significativos al medio ambiente.

Díaz cree que además de aumentar las multas, el ayuntamiento también debe tomar una serie de otras medidas, como una mayor vigilancia sobre el cumplimiento de la regulación. “Santa Cruz no es una ciudad sucia, pero podría ser más limpia. Lo que está claro es que no se ensuciará por sí solo. Puede haber fenómenos naturales que lo hagan parecer indeseable, pero los principales problemas son provocados por el hombre. Con esto en mente, el alcalde también hace un llamado a la población a mantener limpia la ciudad. Aprovecha para recordar que existe un servicio gratuito de recogida de artículos del hogar. “Eso ha aumentado en 400.000 kilos con respecto a 2020, lo cual es asombroso”, dice.

El futuro reglamento también incluye la obligación de separar los residuos orgánicos en los hogares con el quinto contenedor. “Y los que menos contaminan son recompensados ​​con bonificaciones, y los que más contaminan son castigados”.


Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *