La tan esperada reforma de la Muralla de Oviedo comienza tras cuatro años de espera

La tan esperada reforma de la Muralla de Oviedo comienza tras cuatro años de espera

El propio Nacho Cuesta, el único que originalmente se refirió al motivo de la visita, habló de un juicio “Largo y aburrido” y la restauración de un “emblema” para todos los vecinos de Oviedo. Nada más se dijo sobre el muro en este acto oficial de inicio de obra.

Un poco más tarde, sin representantes políticos, Fernández Molina afirmó que el lunes se instalará un andamio de 300 metros y se quitará la vegetación y se aplicarán los tratamientos herbicidas que deben aplicarse esta semana cuando llueva.

En una fase inicial, los trabajos de renovación del muro se concentrarán en el tramo que se extiende desde la esquina de Azcárraga hasta la parte trasera de la Facultad de Psicología.

La segunda fase continúa con una obra similar en el tramo correspondiente a la parte trasera de la cocina comercial y el centro residencial y de formación de las monjas de María Inmaculada. Finalmente, la limpieza del muro finaliza en el área correspondiente a la residencia del sacerdote.

A lo largo de toda la muralla, las obras de Fernández Molina eliminarán primero toda la vegetación que actualmente forma una auténtica huerta urbana, espontánea y muy anárquica, pero en algunos puntos de dimensiones considerables.

Al tratamiento para eliminar cualquier rastro de vegetación en los bloques medievales le sigue la recuperación de material y Fijación de los elementos en buen estado y fotogrametría del conjunto. Seis meses y 600.000 euros están destinados a Esfer para realizar esta obra.

El proyecto de restauración de muros, en la realidad y en los planos de José Ramón Fernández Molina, es mucho más ambicioso que una simple tarea de ordenar y poner en orden. O incluso iluminación especial, como se anunció en su momento.

El arquitecto pasó años haciendo de la muralla medieval una de sus causas de conflicto civil. Después de esta primera tarea de contratación, hay otro tipo de remodelación. El objetivo final, que no se encuentra en la obra que ahora se inicia, sería restaurar el paso circular, haciéndolo accesible Sección de la muralla – una cuarta parte de toda la fortaleza original – a lo largo de su parte superior desde un extremo de la calle Paraíso hasta el otro. Estos planes también incluyen, si las negociaciones con las distintas propiedades colindantes al muro fueran exitosas, toda una serie de medidas descritas en algunos planos especiales, como el famoso ascensor que se habría erigido desde la entrada a la fábrica de gas Permitir el acceso a Calle San Vicente o la restauración de unos metros más de muralla en Azcárraga y destruir edificios posteriores.

A Cuesta y Canteli también les preguntaron ayer por el plan especial de El Antiguo, pero no hubo ningún anuncio. Cuando se haga realidad se dará a conocer y los próximos pasos en el casco antiguo serán, en ese orden, la instalación de cámaras de vigilancia y otro nuevo contrato de limpieza de grafitis.

Felipe Tordero

Felipe Tordero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *