La salida inusual de Ghali también se organizó a sus espaldas.

La salida inusual de Ghali también se organizó a sus espaldas.


El Departamento de Estado, que Arancha González Laya, en cooperación con el gobierno argelino, elaboró ​​el plan para expulsar al líder del Frente Polisario de España, Brahim ghalide espaldas a los ministros de defensa, Margaret Roblesy tráfico Jose luis balos.

Algo muy parecido sucedió el pasado mes de abril cuando el enemigo público número uno de Rabat invadió nuestro país. Luego la CNI (Defensa) y el Ministerio del Interior, Fernando Grande Marlaska, les advirtió de lo que podría pasar. Pero la canciller continuó con su plan, según fuentes internas del gobierno, sin notificar a Marruecos la “atención humanitaria” brindada a los enfermos Ghali en España.

Pero el Salir de la operación era aún más inusual y rayaba en un descuido. La falta de coordinación entre asuntos exteriores, defensa y transporte obligó a cancelar el primer intento de expulsión de Ghali el martes por la mañana. Laya se negó a hacer una declaración e incluso canceló una conferencia de prensa el miércoles por la tarde después de reunirse con la viceprimera ministra y ministra de Asuntos Exteriores, Asuntos Europeos y Comercio de Bélgica, Sophie Wilmés.

Como explicó EL ESPAÑOL anteriormente, se despegó un reactor bimotor Gulfstream IV propiedad del gobierno argelino con el registro 7T-VPM desde Base militar de Boufarik El martes a las 8.36 a.m. fue descubierto camino al aeropuerto de Logroño por los controladores aéreos militares que desconocían su plan de vuelo.

Esa misma mañana, el líder del Polisario tuvo que declarar telemáticamente ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz desde una habitación en la que se encontraba alojado en el hospital San Pedro de Logroño. Aprobado para el tratamiento del coronavirus desde el 15 de abril. El plan era tasar a Ghali desde el aeropuerto Agoncillo de Logroño, una vez cumplimentado su declaración judicial, en el supuesto de que, como finalmente lo hizo, Pedraz no tomaría ninguna precaución.

Arancha González Laya, ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación.

Arancha González Laya, ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación.

Hiedra

En condiciones normales, la Dirección General de Protocolo, Registro y Reglamento del Ministerio de Relaciones Exteriores habría sido el encargado de informar al Ministerio de Defensa la llegada de un “vuelo estatal” oficial, como el Gulfstream IV del gobierno argelino, que entró en el espacio aéreo español alrededor de las 10 de la mañana del martes para recoger a Brahim Ghali.

Se dice que la fuerza aérea comunicó el plan de vuelo de la aeronave oficial, generalmente del país de origen y aprobado por Eurocontrol, para que el centro de control de tráfico aéreo militar hubiera sabido de antemano la llegada de la aeronave.

Sin embargo, esto no sucedió en este caso porque el Ministerio de Relaciones Exteriores no notificó a la defensa, según lo prescrito, la llegada de la aeronave oficial del gobierno argelino. Eran los miembros de la Escuadrón Operacional de Circulación de Aire (ECAO), con sede en Barcelona, ​​que advirtió poco antes de las 9 de la mañana que un avión argelino había entrado en el espacio aéreo español sin permiso.

El control de tráfico aéreo militar emitió entonces la orden a los controladores de tráfico aéreo civil de las Islas Baleares de que la aeronave que sobrevolaba Ibiza en ese momento, debe abandonar el espacio aéreo español inmediatamente. Hay un dato más que muestra la improvisación que obligó a fracasar este primer plan.

Conversación con el piloto de la torre

Fuentes de la industria consultadas por este diario confirman el grotesco momento en que el controlador aéreo militar se puso en contacto con la aeronave. No se le permitió ingresar al espacio aéreo español y estalló una discusión entre la torre y el piloto que insistió en seguir adelante porque tenía “aprobación oficial” entrar y aterrizar en españa.

Ruta del vuelo chárter en Argel, dirección Logroño, y obligado a dar la vuelta a su llegada cerca de Ibiza.

Ruta del vuelo chárter en Argel, dirección Logroño, y obligado a dar la vuelta a su llegada cerca de Ibiza.

Pero la verdad es que en el aeropuerto de Logroño solo unos pocos bomberos estaban de servicio, Categoría 1para que el avión no pudiera aterrizar allí. Las mismas fuentes aeroespaciales aclaran que “esto indica que las instalaciones no estaban operativas”.

Un pequeño avión como el Gulfstream IV no supone ningún reto para las instalaciones de Logroño, pero sí Si no había bomberos y un avión volaba allí, “alguien no preguntó”“En otras palabras, no se le había dicho al Departamento de Estado si la operación podría llevarse a cabo.

Lo cierto es que el entorno interno en materia de gobierno Cirugía de Ghali. Marruecos había atraído las nueces a España durante meses: el cierre de la Aduana de Melilla, su asfixia comercial y también Ceuta, la suspensión y posterior desvío del Operación cruzando el estrecho, el aplazamiento Muerte sinusal de el RAN, la crisis de Cayucos en Canarias… – y después de que Estados Unidos reconociera al supuesto Marruecos del Sahara en diciembre, el régimen de Mohamed VI estaba esperando. solo una excusa más.

Fuentes internas, conscientes cómo juega Rabat “con el grifo” de la inmigración ilegal, insisten en que advirtieron a los extranjeros. La CNI también advirtió de la tensión acumulada y un posible “gesto hostil” de Marruecos. Y la tarde del lunes 17 de mayo, cuando comenzó el ataque de 10.000 hombres a Ceuta, todas las miradas estaban puestas en Laya por no haber recibido al líder del Polisario, y hace unos meses se reanudó la guerra en Rabat.

Una carrera sobre el ‘Plan B’

Algo muy similar sucedió con el dispositivo de salida de Ghali esta semana. Marruecos no solo exigió que “responda ante el poder judicial”, sino que que España demuestra “buena fe”. Y según Asuntos Exteriores, el régimen alauí fue advertido en esa ocasión de que el líder del Polisario dejaría “inmediatamente” España para huir a Argelia.

Pero la prisa fue muy mala consejera. El primer vuelo tuvo que dar marcha atrás porque no había dónde aterrizar. Y el segundo se improvisó casi de madrugada y se alquiló un barco en Burdeos.

El reactor bimotor Gulfstream IV del gobierno argelino, matrícula 7T-VPM, que fue expulsado del espacio aéreo español el martes por la mañana.

El reactor bimotor Gulfstream IV del gobierno argelino, matrícula 7T-VPM, que fue expulsado del espacio aéreo español el martes por la mañana.

Ese fue el cruce Plan B del que Ábalos tuvo que informar en directo mientras explotaba la noticia y mostraba su rostro en la televisión. En el 23.40 un jet privado despegó Homologación francesa F-HMED de la ciudad del sur de Francia y 39 minutos después. En el 00.19 Aterrizó en el aeropuerto de Pamplona el miércoles por la mañana temprano para llevarse a Argel a Brahim Ghali, que había salido del hospital de Logroño tres horas antes.

Esta vez no fue un avión de la Fuerza Aérea de Argelia, sin embargo un Hawker Beechcraft 1000, alquilado por la empresa de vuelos chárter francesa Airlec Air Espace. Es un avión de nueve pasajeros que suele ser fletado por ejecutivos o grandes activos para viajes de placer o negocios a Europa.

Marruecos “burlado”

Este avión tiene su base en el aeropuerto de Mérignac-Bordeaux. Cuando llegó al aeropuerto de la capital de Navarra, recogió a Brahim Ghali para llevarlo a Argel. El barco regresó de la capital argelina a las 3:33 a.m. del miércoles y aterrizó en su base a las 6:03 a.m.

Todo este lío no solo causó malestar en Ábalos, a cuyo departamento se ha transferido la responsabilidad este martes y en Robles, cuyos controladores fueron previamente enganchados un “avión estatal” desconocido que invadió los cielos españoles… pero tampoco ha servido para apaciguar los ánimos del régimen marroquí.

El gobierno de Rabat calificó de “burla” la salida del líder del Polisario español y anunció que no descartaría nuevas represalias diplomáticas como la expulsión del embajador español de su territorio, según informa este diario.


Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *