La Policía Local de Logroño detiene a tres personas por utilizar billetes falsos en varios establecimientos de hostelería

La Policía Local de Logroño detiene a tres personas por utilizar billetes falsos en varios establecimientos de hostelería


LOGROÑO, 16 de marzo (EUROPA PRESS) –

La policía local de Logroño Tres personas fueron detenidas en la madrugada del pasado sábado Paga con billetes falsos en varios locales de restauración del centro histórico de la ciudad.

Gracias a la colaboración ciudadana a través del teléfono de emergencias 092, los agentes de la Policía Local están Pudieron identificar a dos personas que se cree que pagaron bebidas con un billete falso de 20 €.

Cuando llegó la patrulla Un testigo identificó a dos mujeres que salían en ese momento de otro restaurante, mientras que un tercer cómplice, que controlaba la escena desde la calle, huyó del lugar tras percatarse de la presencia de la policía.

Los agentes retiraron varios billetes falsos y dinero legal, repartidos en billetes pequeños de 10 y 5 euros, presuntamente del cambio que recibieron.

Además, poco después el dueño del local del que acababan de salir denunció que le acababan de pagar una copa con un billete falso de 20€.

Tras las pesquisas practicadas, los agentes establecieron que los presuntos falsificadores se encontraban en Soria y localizaron al tercer evadido en un vehículo estacionado en la calle Muro de Cervantes.

Después de haber registrado a esta persona e inspeccionado el automóvil, Los agentes encontraron 12 billetes falsos de 20 y 50 euros y varios billetes legales de 10 y 5 euros (por un importe de 635 euros) y monedas (por un importe de 84 euros), que también habrían procedido del cambio obtenido de forma fraudulenta.

Finalmente las tres personas uno menorfueron detenidos por presuntamente cometer un delito de falsificación de moneda.

Durante los últimos fines de semana, la Policía Local de Logroño ha recibido varias denuncias por incidentes similares, generalmente con billetes de 20 euros falsos, en varios bares del centro histórico.

Allí, los delincuentes aprovecharon la gran afluencia de gente en el local en determinadas horas, cuando los camareros apenas tienen tiempo de comprobar los billetes con los que pagan la bebida, y donde, además, les resulta más fácil colarse. la muchedumbre si se percibe engaño lo hará.


Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.