fotonoticia 20210428184307 1920


El Ministerio de Trabajo y Economía Social acordó este miércoles, junto con las comunidades autónomas -a excepción de Murcia, que votó en contra- el reparto de los 2.111 millones de euros anunciados hace unas semanas para la nueva generación de políticas activas de empleo.

En la LXXIX Jornada Sectorial de Empleo y Trabajo, la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, destacó que “se ha implementado una estrategia de país” y que esta jornada “ha logrado un alivio particular y” La trascendencia “como una parte muy importante de las debilidades del mercado laboral español está ligada a la mala formulación de políticas activas”.

Laborista recordó que esta dotación, con cargo a los presupuestos del Servicio Público de Empleo del Estado (SEPE), fue aprobada en el Consejo de Ministros el 20 de abril y representa “una de las mayores dotaciones para este fin de la historia”.

El consejero señaló que a excepción de Murcia, que votó en contra; Todas las comunidades autónomas apoyaron la distribución de estos fondos. De hecho, se celebró que la estrategia española de activación para el empleo fuera por primera vez apoyada por unanimidad por todas las comunidades autónomas.

Del total de 2.111 millones de euros, casi 145,1 millones se destinarán a acciones formativas con itinerarios formativos con acompañamiento personal y obligación de contratación de desempleados en procesos de recolocación y en relación con ocupaciones en sectores estratégicos. 43.000 desempleados pueden participar en estos programas.

Por otro lado, 110,2 millones de euros se destinarán a la financiación de acciones de formación de los empleados del Archivo de Ordenación del Trabajo Temporal (ERTE) para promover la recalificación y actualización de 250.000 personas.

Un total de 600 millones beneficiarán a 21.000 jóvenes menores de 30 años que podrán adquirir cualificaciones profesionales en sectores estratégicos a través de un contrato de aprendizaje en el marco del Plan para Incrementar y Mejorar el Empleo Juvenil de la Ley de Modernización de Políticas.

Además, a estos importes se sumarán 688 millones de euros del Plan de Transformación, Recuperación y Resiliencia. Esta cantidad depende de una serie de hitos y criterios de distribución en los que se esté trabajando.

La Red de Servicios Públicos de Empleo recibirá 82,6 millones de euros para medidas de orientación a los empleados, en línea con la mejora de cuotas recomendada por el Consejo de la Unión Europea.

La formación en diálogo social y negociación colectiva tiene un importe asignado de 10,1 millones y los centros especializados de empleo reciben más de 25,8 millones.

El 45% se distribuyó según las metas

Al descontar estos tres conceptos por importe de 1.992,2 millones de euros, el 55% se distribuyó según los criterios marcados en 2019, el 45% restante (896 millones de euros) se distribuyó según el cumplimiento de los objetivos del plan anual de Política de Empleo. (PAPE) que, según Labor, contiene los indicadores conocidos como Target Compliance Indices (ICOs), que permiten evaluar el esfuerzo y el impacto.

También ha destacado que ningún municipio ha recibido una cantidad inferior a la que le abonaron en 2020 y que Asturias, Cantabria, Castilla-La Mancha y la Comunidad Valenciana han aumentado sus dotaciones.

Cataluña (345,9 millones), Andalucía (348,6 millones) y Madrid (273,9 millones) fueron los municipios que recibieron la mayor cantidad. Le siguen la Comunidad Valenciana (210,8 millones), Galicia (169,9 millones), Castilla y León (131,2 millones) y Canarias (130,1 millones).

Por detrás están Extremadura (96,3 millones), Castilla-La Mancha (95,9 millones), Aragón (67,7 millones), Asturias (64 millones), Murcia (57,7 millones), Illes Balears (49,9 millones), Cantabria (31,5 millones). , Navarra (25,5 millones) y La Rioja (11,4 millones).

El Ministerio de Díaz ha manifestado que los fondos puestos a disposición para la capacitación estarán específicamente relacionados con los indicadores de seguimiento.

Además, todos estos créditos son monitoreados semestralmente mediante un informe específico para la nueva implementación. En general, se establecen indicadores de impacto para todos los fondos en todos los ejes con el fin de comprobar la empleabilidad de los beneficiarios a los 6, 12 y 18 meses.

Estos instrumentos están recogidos en el PAPE 2021, a convenir con las comunidades autónomas, y en el reglamento ministerial de distribución de fondos.

El ministro reiteró que las políticas activas se adaptarán a la era digital y conducirán a la introducción de nuevas políticas. También dijo que el big data se está utilizando a favor de estas pautas.

“Cuando se piensa en una oficina de SEPE, mucha gente tiene que dar forma al gasto por desempleo, que es como algo antiguo. Queremos digitalizar todos estos elementos y de la misma manera que podemos hacer la cuenta de resultados en el teléfono móvil, se puede pasar el paro y todas las políticas activas de empleo en el país ”, dijo.

También destacó que las nuevas políticas activas se basan en objetivos y resultados y que esta es la primera vez que se realizará una revisión y evaluación de estos objetivos.

“Asumo que en el caso del trabajo hemos elegido AIReF para entrar a nuestra casa y evaluarnos. Es importante, sin embargo, que las comunidades autónomas cambien la metodología, lo cual es fundamental para que poco a poco podamos acentuar las medidas que dan buenos resultados o cambiar las peores, siempre con el convencimiento de mejorar la empleabilidad de las personas ”, ha subrayado el vicepresidente.

Asimismo, reiteró que el cambio se basa en la modernización del Servicio Público de Empleo Español (SEPE) y que se han seguido y “sucedieron hoy” los métodos recomendados de transición de abajo hacia arriba.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *