La mayoría apoya el 85% para demoler la Casa da Xuventude

La mayoría apoya el 85% para demoler la Casa da Xuventude


¿Prefieres que sea demolido o conservado? Esta fue la principal pregunta de los lectores de EL CORREO sobre el futuro de la Casa da Xuventude, un espacio siempre controvertido. Despois presenta una petición iniciada por un vecino de Matadoiro, apoyada por más de 300 personas, dando opinión a dos vecinos. Los lectores también son partidarios rápidos. Incluso los seguidores de las redes sociales apoyaron fuertemente esta opción.

Entre los más de trescientos asistentes, no hubo petición sobre elcorreogallego.es, caso ni el 85% del total se decantó por la opción de derribar este espacio, a lo que se suma el 5% que tiene reservas antes que el resto a favor de mantener el famosa casa rosada. Cabe destacar que entre los participantes dominan dos que estaban más del 60% en casa o tienen entre 19 y 45 años. Un hecho que refuta el hecho de que también hay partidarios del derribo de Casa entre la juventud. Outra responde que existe un gran consenso sobre una cuestión relacionada con la estética del edificio que no convenció al 96% de dos encuestados. La pintura del edificio se está desgastando por el ritmo y el clima, y ​​la fachada requeriría algunos rasguños por daños.

ACCESO A BELVÍS, CENTRO SOCIAL O TELEFÉRICOS. Luego de sucesivos proyectos de apertura o acceso a Belvís, las personas que respondieron a esta solicitud de Xornal y apoyaron el derribo de Casa tendieron a convertir o abrir el acceso al parque. Con eso en mente, hay más de doscientas respuestas que se enfocan en este uso. También hay una veintena de personas, mencionadas o aparcadas, que están a favor de colocar un nuevo espacio verde con hortalizas urbanas. Outras dan respuestas más repetidas y también una vella coñecida: usar el terreno para instalar un teleférico. Exactamente el último en recordar esta posibilidad para los representantes socialistas, fue enviado en 2014 por su portavoz Paco Reyes. Una idea que surgió de un proyecto presentado por la Xunta en 2010 para conectar la Cidade da Cultura con el resto de la capital gallega a través de un teleférico, con la predisposición de Raxois a abandonar el terreno que ahora ocupa o el edificio Xuventude.

El resto de propuestas, o el uso del espacio que quedaría libre si se derribara Casa, son más diversas y, en cierto modo, enfrentan instalaciones similares en la ciudad. Algunos de vosotros queréis construir un centro para personas mayores, a pocos metros de la residencia Porta do Camiño. Outras las propuestas pasan por un albergue de peregrinos -dos que la ciudad tiene suficiente para ofrecer- o bibliotecas- propuesta que se repite mal por ser la única zona donde se congestionan las bibliotecas universitarias y otras como Ánxel Casal. Los defensores de este camino se justifican diciendo que las bibliotecas están acostumbradas a colapsar de esta manera. Un centro de cuidado de personas, un jardín de infancia o un centro de cuidado de animales son otras sugerencias.

REVITALIZAR O EDIFICIO ACTUAL. El 10% de los participantes que se pronunciaron a favor del mantenimiento del edificio destacan a quienes utilizarían el espacio para uso vecinal y social: “Espacio sociocultural con talleres, salas de pruebas y exposiciones. Santiago debe tener un lugar donde puedan crear sinergias juntos y agregar que son diferentes. Un punto de encuentro donde se establece una conexión entre las diferentes plantas. Un achegamento de ciudadanía de valor cultural dos vecinos ”, pedían a los pocos días personas que respondían a la consulta. Para reactivar el edificio, se convertirá en una sede de asociaciones vecinas, no en un espacio de coworking ni en un centro turístico.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *