La legislatura marca un año con la redacción de leyes al más alto nivel

La legislatura marca un año con la redacción de leyes al más alto nivel


Imagen de la Constitución del Parlamento de Galicia hace un año PACO RODRGUEZ

La falta de acuerdos vuelve a ser la mayor debilidad del Parlamento

06/08/2021 . Actualizado a las 5:00 a.m.

Mañana es un año de la constitución del Parlamento de Galicia, que lleva seis meses disuelto a causa de la pandemia y el aplazamiento de las elecciones. Y durante ese período, gran parte del tiempo perdido se recuperó al registrar uno de los hitos más concurridos de la historia de la comunidad autónoma. El último curso fue particularmente productivo en la creación de nuevas leyes, con un total de quince aprobados, que colocó a la Cámara de O Hrreo a la cabeza de los parlamentos autonómicos en cuanto al número de sesiones y al tiempo destinado a los debates.

En los últimos doce meses la Cámara de Galicia ha celebrado 335 sesiones, de las que 24 son plenos, normalmente una media de dos al mes. Al PP, delegación mayoritaria en O Hrreo, le gusta presumir de que el semicírculo gallego es el que más se utiliza para debates plenos en España. un total de 331 horas y 20 minutosfrente a las 268 horas asignadas por el Parlamento de Andalucía en el mismo período, 259 horas en euskera, 227 horas en catalán o 205 horas en el Parlamento Valenciano.

Entre las quince leyes aprobadas se encuentran proyectos que ya fueron tratados en la legislatura anterior, pero que declinaron debido a las elecciones anticipadas. Es el caso, por ejemplo, de la Ley de Pesca Continental, la Ley de Ordenación del Territorio, la Ley de Museos o los Solos y Restos contaminados de Galicia, en algunos casos también de la Ley de Impulso Demográfico, que tenía una fase de anteproyecto.

También hubo nuevos proyectos, como los Orzamentos Lei de la Xunta para 2021 con la correspondiente ley tributaria de acompañamiento, así como la Ley de Recuperación de Tierras Agrícolas, la Ley de Acción Exterior y la Ley de Simplificación Administrativa.

La lista también incluye proyectos de ley que se han tramitado a petición de los grupos políticos, como la reforma de la Lei de Sade propuesta por el PP, o ambos aprobados a pedido del BNG regular la violencia indirecta contra la mujer y asegurar la igualdad de género en las carreras académicas. También existe la ley que establece la Universidad Intercontinental de la Compañía, afiliada a Abanca.

Sin apenas acuerdos

Una de las cosas que se destaca del balance del primer año es la falta de iniciativas que se hayan adoptado con el consentimiento de las distintas fuerzas políticas. Ninguno de los proyectos de ley patrocinados por el gobierno de Feijoo o el PP el año pasado recibió el apoyo de la banca opositora. Lo máximo que consiguieron fue la abstención del BNG en el texto que regula la acción exterior de la Xunta, así como del PSdeG en el reclamo de tierras agrícolas.

Además, él esLos raros ejemplos de textos adoptados por unanimidad fueron promovidos por la oposicióncomo la violencia vicaria o la igualdad real entre hombres y mujeres a nivel universitario, ambos impulsados ​​por el BNG.

Esto llevó al portavoz del PP, Pedro Puy, a decir que la mayoría en el parlamento Diálogo y acepta muchas iniciativas de la oposición, aunque el BNG y el PSdeG a menudo no utilizan este diálogo.. La margen izquierda suele denunciar el papel con el acto popular, aunque el 41,9% de las propuestas no legales que tuvieron éxito fueron apoyadas por el BNG o por el PSdeG con el voto positivo del PP.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *