La Alameda renueva sus fuentes

La Alameda renueva sus fuentes


Las fuentes de la Alameda lucen más espectaculares que nunca y el Ayuntamiento, a través de la Consejería de Medio Ambiente y Construcción, ha valorado los seis manantiales ornamentales de este Parque Compostela para que puedan funcionar de forma sostenible y dotarlos. Entre otras cosas, un nuevo sistema de iluminación que se adapta más al entorno en el que te encuentras.

En este jardín hay seis fuentes ornamentales (la del Paseo de los Leones, la de los Condes de Altamira, el estanque del ojo, la fuente del camino central, la de La Concha y la de San Clemente), cinco de que estaban vacíos y sin Cirugía. La razón: no tenían un sistema de circulación de agua, por lo que para funcionar tenían que consumir agua potable de la red de suministro de forma continua. Además, las fuentes no eran impermeables.

En esta situación inicial, desde una perspectiva ambiental responsable, se tomó la decisión de mantener los manantiales sin agua, ya que operarlos supondría consumir casi 100.000 m3 de agua al año (100 millones de litros), lo que es una pésima gestión del recurso. Para entender estos costes bastaba un dato más: el consumo anual de agua para riego de todo el Parque de la Alameda se sitúa en torno a los 7.595 m3 / año, es decir, los pozos que se exploten con agua del agua aportada requerirían doce veces más por año que el agua utilizada para regar el parque. La Alameda de Santiago se encuentra a medio camino entre dos de los elementos más significativos de la ciudad, el campus sur y el casco antiguo. Contiene un gran patrimonio arquitectónico y botánico. En sí mismo, ha sido un importante referente como área recreativa desde el siglo XIX y su ubicación privilegiada, que bordea parte de la ciudad histórica y la convierte en la más monumental con una espléndida perspectiva en el frente occidental, la convierte en la principal y principal zona el espacio verde urbano más visitado de la ciudad.

Por todo ello, el Ayuntamiento consideró necesario evaluar estas seis fuentes a través de un proyecto de restauración que les permitiera operar de manera sostenible y mejorar su apariencia acorde con el importante espacio de la ciudad en la que se ubican.

Para lograr este objetivo, se instalaron y sellaron sistemas de circulación de agua con bombas sumergibles para evitar las fugas existentes. Este nuevo sistema corresponde a un ahorro de agua estimado en 94.608 m3 / año.

NUEVAS LUCES DE BAJO CONSUMO. Con esta reforma, las fuentes de esta zona verde también fueron equipadas con una nueva iluminación, que realza su aspecto y mejora su visión nocturna.

Para ello se utilizaron proyectores equipados con lámparas LED potentes y de bajo consumo. Se fijaron al fondo del vidrio con accesorios especiales que respetan el sellado del mismo y permiten su instalación debajo de la placa de agua. El resultado es realmente espectacular.

[email protected]


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *