Diario24horas | La actualidad diária de todas las comunidades de España

Mantente actualizado con las noticias de tu zona al instante

Jose lopez Miranda U130993586787n2F U17012365616PeK 984x468@Diario Sur DiarioSur
Andalucia

José López Miranda: “Sabemos más sobre Covid, pero todavía hay muchas incertidumbres”.


El pasado mes de octubre, el Instituto de Investigaciones Biomédicas Maimónides de Córdoba (IMIBIC) y el Hospital Reina Sofía presentaron los alentadores resultados de un estudio clínico sobre el tratamiento de pacientes con Covid que constató que la ingesta de vitamina D aumentaba el riesgo de empeoramiento del Hospital de Córdoba reduciendo significativamente la enfermedad. Enfermedad. El estudio continúa ahora con una muestra aún mayor. El doctor José López Miranda Es uno de los responsables del proyecto.

-Realizamos un estudio piloto preliminar del cual ya informamos los resultados. Este estudio se realizó en pacientes del Hospital Reina Sofía de la primera ola y lo cierto es que fue excepcional y dio unos resultados espectaculares. Consistió en una comparación aleatoria de 50 pacientes tratados con calcifediol, un precursor de la vitamina D, con un régimen de pacientes que solo recibieron tratamiento convencional. Comparando los dos grupos de pacientes, a pesar de que todos recibieron el tratamiento estandarizado, la mitad de los que no recibieron calcifediol tuvieron que ir a la unidad de cuidados intensivos, y de los que lo recibieron, solo el 2 por ciento fue a la unidad de cuidados intensivos. Este estudio piloto de 76 pacientes nos impulsó a diseñar otro gran estudio que está actualmente en curso.

– ¿El tratamiento estándar es el mismo en este momento que ahora?

-No, ha cambiado drásticamente. Este tratamiento respondió a lo que sabíamos entonces.

– ¿En ese momento el gran enemigo era la ignorancia?

-Fue el propio virus y la ignorancia también. Siempre que ocurre una nueva enfermedad, el proceso de investigación sigue los mismos pasos. Describe en qué consiste, cuáles son las consecuencias, dónde están los factores de riesgo, qué pacientes se ven más afectados, qué mecanismos de transmisión hay, cómo se previene … y poco a poco ver cómo se inicia el tratamiento en los ensayos clínicos.

– ¿Ya sabemos todo sobre Covid?

-No, no no, qué pasa. No lo sabemos todo, ni mucho menos. Sabemos mucho más que antes, pero tenemos muchas incertidumbres. Tantos. No tenemos un tratamiento antiviral eficaz como si fuera un antibiótico. Sabemos que la mejor forma es la prevención. Sabemos que las vacunas funcionan muy bien, que es la principal herramienta. Covid no mata per se o solo un poco, sino porque causa una reacción inflamatoria sistémica. Si podemos prevenir esta reacción, mejorará.

– ¿Han mejorado los resultados con el tratamiento estándar desde entonces?

-Sí. Ahora son mejores.

¿De qué está hecho este segundo estudio?

– Se diseñó un gran ensayo clínico con mil pacientes inscritos con neumonía por Covid o infección por Covid. La mitad recibe calcifediol además del tratamiento habitual y la otra mitad solo recibe el tratamiento habitual.

– ¿Más hospitales además del Reina Sofía?

-Obviamente. Son pacientes de diez hospitales.

-¿Todos los andaluces?

-No. Hay pacientes de hospitales andaluces – Marbella, Carlos Haya Málaga y hospitales de Jaén, Montilla, Osuna, Balme, Cádiz – así como de Castilla la Mancha, Madrid, Valencia y Cataluña. La gran mayoría proceden de Andalucía.

– ¿Son pacientes de distintas edades y patologías?

– Son pacientes adultos con límite superior de 85 años y criterios de inclusión sin otras enfermedades graves.

-¿Cuánto tiempo se llevará a cabo el estudio?

– Hasta que lleguemos a mil pacientes. Aún no lo hemos alcanzado porque no todos los pacientes están calificados para su inclusión en el ensayo clínico.

– ¿Hay algún avance preliminar en los resultados?

– No, porque es ciego para los investigadores. Los análisis intermedios son realizados por un comité independiente. En los ensayos clínicos, los investigadores no tienen que conocer los resultados hasta el final.

– ¿Existe una previsión de tiempo para el final del experimento?

– Al principio creíamos que lo conseguiríamos en menos de un año, pero cuando nos metimos en la práctica diaria vimos que así sería. Existen muchas limitaciones para la participación del paciente, y una de ellas es que no deben tomar vitamina D de antemano. Muchos pacientes ya lo han hecho.

-¿Por qué?

-Por muchas razones; algunos por tomarlo para la osteoporosis; otros porque el estudio clínico piloto está tan extendido que los médicos generales que ven al paciente ya lo están tratando con calcifediol. Solo teníamos unos 400 pacientes.

-Entonces el ensayo clínico será largo

-Depende, no podemos extenderlo más allá de los dos años. Un período de empleo de más de dos años no es adecuado desde un punto de vista científico y metodológico.

-¿Qué pasaría en ese caso?

-Cortaríamos y analizaríamos lo que teníamos en ese momento. Sin embargo, tendríamos la incertidumbre de qué habría pasado con la muestra de mil pacientes. Ojalá no lo terminemos, sería porque no hay suficientes personas infectadas.

-¿Cómo se llegó a la conclusión de que este tratamiento podría ser eficaz contra Covid?

-El Covid afecta principalmente a los ancianos. A lo largo de 60 años la prevalencia de pacientes con niveles bajos de vitamina D es muy alta. El 80 por ciento de los pacientes ingresados ​​en centros geriátricos presentan este déficit. Por eso sería recomendable tratarlos. ¿Lo que está sucediendo? Se sabe que el calcifediol y la vitamina D tienen varios efectos beneficiosos en múltiples órganos. No solo en los huesos, sino también en el corazón, en los pulmones, en el sistema inmunológico … Todos los sistemas que ha atacado Covid están modulados por Calcifediol, y sabíamos que en pacientes con bajo contenido de vitamina D, la mortalidad era más del doble que el de los pacientes con niveles normales de vitamina D. Lo que hacemos con él es reponer los niveles básicos de vitamina D, no hacemos nada más. Rápido, en dos o tres días, sin adelantarnos.

¿Por qué se pierde la vitamina D?

– Porque no se toma. La vitamina D proviene de dos fuentes, una que ingerimos con los alimentos, principalmente lácteos y pescado azul, y la segunda fuente es el sol.

-El tratamiento no sería para evitar Covid, sino para evitar sus consecuencias.

-Ambas cosas. Los estudios indirectos han demostrado que es eficaz. Las personas con niveles normales de vitamina D3 tienen muchas menos probabilidades de contraer Covid que las personas con niveles bajos de vitamina D3. Lo que no se ha probado ahora es que si damos esto, podemos prevenir Covid porque eso requeriría una muestra de 30.000 o 40.000 personas y un largo período de seguimiento como se hizo con la vacuna. Sin embargo, los resultados indirectos muestran que cuando tenemos valores normales, se reducen a menos de la mitad.

– Debido a esta recomendación de exponerse al sol, estar encerrado tanto tiempo puede no haber sido una buena idea.

-Fue una buena idea romper los engranajes, era la única forma. Pero es malo para nuestro sistema de vitamina D cuando estamos encerrados y no tenemos una terraza donde el sol brille sobre nosotros.

-¿Hay algo a considerar al tomar medidas?

-Sí, pero hay muchas formas de tomar el sol. Y donde hay una pandemia tan brutal, el aislamiento es la forma más eficaz de interrumpir la transmisión. No hay nadie más.

– ¿Son este tipo de estudios habituales en Andalucía? ¿Hay recursos para ello?

-Siempre tenemos más. Sí hay. Los recursos que recibimos provienen del Ministerio de Salud, de un programa especial para profundizar nuestro conocimiento de Covid, y desde allí solicitamos un proyecto de investigación que nos fue otorgado.


DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *