IU pide que la tasa de enfermedad con “déficits estructurales” se ajuste a los tiempos de salud.

IU pide que la tasa de enfermedad con “déficits estructurales” se ajuste a los tiempos de salud.


El Grupo de Izquierda Unida en las Cortes de Aragón presentará una propuesta no legislativa (PNL) con hasta siete mociones al Gobierno autonómico en cuestiones de salud laboral en el próximo Pleno. Entre ellos está la autoridad del ejecutivo de Lambán para ajustar la duración de las discapacidades temporales a los tiempos de salud que, según el portavoz de IU, Álvaro Sanz, acumula “déficits estructurales”.

“Los plazos legales vigentes contradicen la capacidad del sistema de salud para dar solución a estos pacientes”, advirtió el MP, para quien esta situación pone de manifiesto la falta de recursos humanos y materiales del sistema tras los “continuos recortes” de los últimos años.

Sanz, por ejemplo, ha lamentado que en muchos casos la mitad de la incapacidad temporal legalmente permitida haya pasado mientras el paciente espera una prueba diagnóstica o una cirugía. Esta es una situación que está obligando a los trabajadores a reducir sus tiempos de recuperación y regresar al trabajo antes de lo que recomendarían los funcionarios de salud.

Izquierda Unida apoyó su PNL con algunas de las conclusiones a las que llegó el juez de Aragón en su informe de 2020. Señaló que “la ley juega con unas condiciones máximas que en ocasiones resultan insuficientes para asegurar una plena recuperación de que la persona se encuentra en la situación de tener que volver al trabajo sin poder hacerlo”.

Para acabar con esta situación, Sanz ha pedido una apuesta decidida por servicios como la rehabilitación y la fisioterapia. “Aragón tiene un fisioterapeuta por cada 23.793 usuarios de atención primaria”, advirtió el MP, para quienes esa cobertura es insuficiente para brindar un servicio con garantías que recordó que se sumaron a la cartera de salud pública.

Álvaro Sanz también destacó la prevención y el control de los riesgos laborales para anticiparnos a estas situaciones. Con un inspector de trabajo por cada 20.400 empleados, el parlamentario lamentó que Aragón se encuentre muy lejos de otras zonas vecinas como Francia, donde esta ratio se triplica.

Ante esta falta de fondos, Izquierda Unida ha incluido en su PNL la creación paulatina de lo que ha definido la formación como unidades de medicina del trabajo. Organismos de administración autónoma que apoyan al personal de atención primaria y especial en las distintas áreas organizativas de la asistencia sanitaria.

Por favor imprima, PDF y correo electrónico


Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *