fotonoticia 20210612104635 1024


PAMPLONA, 12 de junio (EUROPE PRESS) –

La asociación de consumidores Navarra Irache ha recomendado que antes de alquilar un viaje, infórmese de la política de cancelación y compruebe si la reserva ofrece cancelación gratuita y con qué anticipo.

Recomendó que considere la posibilidad de contratar un seguro de cancelación de viaje si la reserva no prevé la cancelación anticipada. Con eso en mente, nos pidió que “leamos atentamente” los términos de esta política y que nos aseguremos de que “cubre la situación que tememos que pueda surgir”.

Por otro lado, ha instado a tener cuidado con las “Garantías Covid” de algunos viajes, ya que en ocasiones “no garantizan un reembolso en caso de cancelación, solo vales de viaje para canjear en un tiempo” o “Solo ellos estará bajo. “Se ofrecen ciertas condiciones o suposiciones”, explicó en una nota.

En cualquier caso, Irache ha destacado la importancia de dejar por escrito las condiciones de viaje o la póliza “para poder acreditarlas en caso de avería”.

Si no se ha contratado ningún seguro o existe la posibilidad de cancelación gratuita, las consecuencias de una declaración de cancelación de viaje por parte del consumidor “dependen del tipo de contrato”. Si se ha encargado un viaje organizado, la ley en España establece que la agencia puede fijar una compensación “razonable y razonable”, señaló la asociación.

Sin embargo, en el caso de reservas de vuelos u hoteles por separado, debe consultar las condiciones contractuales. Así, en función de estas condiciones, el usuario deberá “abonar parte o la totalidad del vuelo o del hotel, aunque no se vaya finalmente”.

“En principio, no se puede imponer una sanción contractual si el viaje ha sido cancelado por fuerza mayor, circunstancias extraordinarias e imprevisibles, como lesión o enfermedad grave o un cambio en la ley que impide viajar”, enfatizó.

A la hora de viajar al exterior, Irache ha recomendado conocer “la situación sanitaria del país de destino” y los requisitos que se pueden solicitar para la entrada, así como las restricciones sociales o de movilidad existentes. Si el destino está en la Unión Europea, se recomienda solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea. Si es un tercer país, te ha animado a contratar un seguro médico.

Por último, la asociación ha apuntado que “si no se retrasa excesivamente la reserva se puede hacer una cierta cantidad de ahorro”, ya que “cuanto más cerca están las fechas de vacaciones, más sube el precio”.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *