“¿Gobernar con Iglesias? Solo digo ‘no’ a Ayuso y Vox”.

“¿Gobernar con Iglesias? Solo digo ‘no’ a Ayuso y Vox”.
  • “No quiero un Madrid aislado ni la voluntad de tener una visión supremacista”, asegura el titular del PSOE-M al presidente autonómico

  • Sostiene que la izquierda del 4-M “necesita movilizar la percepción de un bien superior: cambiar el gobierno de Madrid y la amenaza que suponen los valores democráticos”.

Los empleados de Ángel Gabilondo insisten en contra de la versión más extendida de que tira del coche que empuja todo para darlo todo. A sus 72 años, todavía sin vacunar, con tres elecciones a sus espaldas y una en contra, el candidato del PSOE asegura que hay un partido del que todo depende. “uno o dos asientos& quot; En esta entrevista en Ferraz con EL PERIÓDICO, la última de esta atípica y enojada campaña, Gabilondo no cierra la puerta a una coalición con Pablo Iglesias, acusa a Isabel Díaz Ayuso de “corromper el bien común, tener una visión”Partidario& quot; Madrid y subestimar el coronavirus. También afirma su estilo político. “Hay que tener mucho coraje para ser moderado”, dice.

Los sindicatos los emocionaron Movilización contra los derechos este 1 de mayo. ¿Pueden estos últimos días ayudar a despertar a un izquierdista dormido?

El lado izquierdo está latente y no duerme. En guardia porque siempre tiene una posición crítica y dudosa. Todo esto genera incertidumbre. No tiene derecho, se moviliza. ¿Qué necesita la izquierda para activarse? La percepción de un bien mayor: la necesidad de cambiar el gobierno de Madrid y la situación donde los valores democráticos se ven amenazados.

¿Los líderes y candidatos no son responsables de la apatía del electorado o es una condición intrínseca de la izquierda?

Todos tenemos una responsabilidad. No es algo inherente a la izquierda, sino un pensamiento crítico, exigente.

¿Por qué la izquierda no ha logrado quitarle el poder al PP en 26 años y parece que no lo hará ahora? ¿Está el Madrid a la derecha?

Por supuesto, no puedo aceptar que el 4-M revalide los derechos de esta mayoría. Las encuestas reflejan la incertidumbre. Hay miles de indecisos. ¿Y por qué 26 años? Hay muchas razones. Se trata del despertar de un modelo que ponga los intereses comunes al servicio de los intereses privados. Es una forma de corrupción por el bien común.

Que es ayuso para ti Trumpismo, nacionalismo cañí, ¿extrema derecha?

Ayuso tiene un poco de trumpismo, nacionalismo cañí y extrema derecha

Un poco de todo. El Estatuto de Autonomía no habla de la identidad de Madrid. No existe tal identidad en Madrid. Su identidad consiste en tener peculiaridades y no precisamente una identidad esencial del madrileño. Por eso este “a la madrileña” me suena a gastronómico.

¿Ayuso ha exacerbado el nacionalismo madrileño?

Me resulta difícil usar esta palabra. Quieren establecer una identidad madrileña y es un error. Madrid es la ciudad de la diversidad, la tolerancia, la pluralidad y la investigación. También está el trumpismo: no hay una oposición extrema a la pandemia sabiendo que hay 23,765 muertes, pero existe la percepción de que no es tan malo que las acciones que se están tomando no lo impidan. Lo antipolítico es esta idea que defiende que los acuerdos son consensos progresistas. Y los acuerdos son esenciales para la democracia.

¿Ves paralelos entre Ayuso y lo que podrían representar? [Carles] Puigdemont Y. [Quim] Torra? ¿Un ‘procés’ a la Madrileña?

No quiero trazar estos paralelos. Es una decisión política no querer hacerlo.

¿Por qué?

Porque no quiero un Madrid aislado ni una visión supremacista de nadie. Me molestó cuando sentí que el Madrid era un poco más. Ya no me siento un poco. Es necesario alinear las instituciones y no emprender una política de enfrentamiento con el gobierno español u otros temas. No creo en esta política. Es ineficaz y, en principio, no lo quiero.

Ayuso, desconocido hace dos años, es ahora el principal referente de la derecha. ¿Ha sido subestimado?

No como. Estaba sobrevalorado. La gran ceremonia de la diversión de Ayuso sirvió para hablar de ellos y no de los problemas del Madrid.

Tengo muchos años y se supone que no debo seguir a nadie. Absolutamente nadie

¿No es culpa también del PSOE y sobre todo de Pedro sanchez, Qué entró en combate cuerpo a cuerpo?

Si queremos culpar, siempre me apunto. Entendí que con la pandemia y los moribundos era necesario evitar que esto sucediera. Lo que salió de mi cuerpo fue comentar cada frase de Ayuso. ¿Es esa la política a seguir? No lo creo. Pero también asumo que mi forma de ser puede no ser la ideal para momentos de máxima confrontación.

¿Y la campaña? Grandes palabras como libertad, fascismo y democracia han ensombrecido el debate sobre temas específicos.

Ese es el gran peligro, sí. Es necesario proponer medidas específicas. Nuestro programa es del gobierno con 350 medidas y tres objetivos: Control de Pandemias y Vacunación, Recuperación Económica y Reconstrucción Social. Empecé con eso. Y ahora hablo de democracia. Pero ambos son iguales. No podemos limitarnos a un debate teórico. Se deben tomar medidas efectivas para resolver problemas. Y algunos están de acuerdo conmigo, pero luego vuelven al debate teórico.

¿Es por eso que no tomaste la iniciativa? Algunos en el PSOE lo señalan?

Algunos siempre dicen cosas. No he caminado en la estela de nadie. Y si es así, fue algo maravilloso. En la campaña, pedí no tener mucha información sobre lo que están haciendo los demás. Seguí mi camino. Tengo muchos años y se supone que no debo seguir a nadie. Absolutamente nadie.

Dijo en marzo que no quería estar de acuerdo con Iglesias, a la que acusó de crear un clima de “extremismo” ¿Sigues pensando en eso?

No me gustó cómo Iglesias planteaba las elecciones y decía que Ayuso iba a la cárcel. Pero luego dije que confío en que Podemos apoyará al gobierno que dirijo. Solo pido tu apoyo, nada más. Si sumamos y hacemos un pacto, será sin extremismos.

En Madrid, los intereses comunes se ponen al servicio de los intereses privados. Es una forma de corrupción por el bien común

¿Pero está abierta ahora la puerta para gobernar con Iglesias?

Estamos a solo dos días de las elecciones. Lo único que dije es que sin Ayuso y sin Vox.

Y. sin iglesias dijo al principio.

No, lo único que dije de este Iglesias, no.

¿Luego? ¿Ha notado un cambio ahora?

Sí, he notado un cambio en la realidad porque hay un bien superior. Iglesias no cambia en una semana. ¡Yo tampoco! Pero ahora hay que defender los valores democráticos. Y si hay una alternativa para el progreso, tenemos que articularla. Veremos qué pasa. Pero no quiero radicalismos. Ser moderado como yo no es una debilidad. Se necesita mucho coraje para ser moderado.

Noticias similares

Un trabajador de Podemos fue arrestado por atacar a la policía en un mitin de Vox en Vallecas. ¿Cuál es tu opinión?

Estoy en contra de toda agresión, pero no lo sé. Los afectados tienen que explicarlo.

Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *