284fac58 f6bf 4da6 8913 5b6 422 3188069 20210424171656


Los vecinos de la urbanización San Ignacio de Loyola pueden acceder a líneas directas para la reforma de sus viviendas y así mejorar la eficiencia energética y la accesibilidad mediante la instalación de ascensores. En un futuro próximo, el ayuntamiento tiene previsto lanzar una convocatoria para la ejecución de las obras, según ha manifestado EL CORREO GALLEGO de la concejala de Urbanismo, Mercedes Rosón.

El pasado mes de julio se aprobó el estudio de detalle de este grupo de edificios, que consta de dos bloques de departamentos de doce pisos y dieciocho bloques de departamentos, ubicados en la Avenida de Mestre Mateo, cerca del hospital Clínico de After Choupana.

De hecho, las propiedades se han deteriorado a un ritmo acelerado en los últimos años debido a que el terreno en el que se encuentran se ha visto afectado durante mucho tiempo por los planes de expansión de la plomería. Tanto es así que aumentó la expropiación de las mismas y el reasentamiento de los vecinos. Hace años hubo una polémica incluso feroz cuando se planteó la posibilidad de viviendas en otros puntos de la ciudad, lo que provocó la intervención municipal a principios de la década para intentar encontrar al menos una urbanización cercana.

Finalmente, en 2018, con la transferencia de medicina, enfermería y odontología, el país fue excluido de los planes de la ciudad para la futura Cidade da Saúde y se modificó el PXOM para retirar su condición de reserva universitaria, y a partir de ese momento lo que fue Se acordó buscar una solución para la rehabilitación y mejora de las condiciones de los dos bloques.

Otro objetivo de la reforma prevista es también dar un panorama de conjunto a las viviendas en las que en estos años aún estaba pendiente el desarrollo del proyecto de ciudad, que suponía la demolición y sustitución por nuevos edificios universitarios, la acumulación de problemas y la falta de medidas para mejorar la eficiencia energética.

De esta forma, además de aprobar el estudio detallado mencionado anteriormente, buscamos una fórmula que permitiera a los propietarios pagar el costo de las obras de mejora. Al tratarse de una urbanización pequeña, no hay lugar para la creación de un área de rehabilitación integral, sino un modelo más pequeño que podría ser apoyado con fondos del Programa de Desarrollo Urbano Sostenible (Edusi) con el que se lleva a cabo. Otros trabajos en el ayuntamiento.

La asistencia debe ser buscada por los propios interesados, pero el Ayuntamiento de Santiago ya está preparando un llamado a licitación, poniendo fin a largos años de espera. Para ello, se tuvo que aprobar previamente la ordenanza correspondiente en el Pazo de Raxoi, paso que se dio el pasado mes de julio. Básicamente, está previsto un presupuesto de un millón de euros, de los que ochocientos mil vendrían de estos fondos Edusi y el resto de la aportación municipal.

Una cantidad que se utilizará para restaurar algunas propiedades después de años de inactividad mientras se espera que llegue el pico, cuyo único acceso es una escalera de caracol exterior.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *