ceuta melilla


Noticias similares

Marruecos cerró los pasos fronterizos Ceuta y Melilla el 13 de marzo para combatir el coronavirus y no abrirlo hasta que se negocie con España un nuevo modelo fronterizo centrado en el turismo. El país vecino está estudiando el final de los intercambios comerciales atípicos y la creación de una nueva oficina de aduanas comerciales a través de los puertos marroquíes, como ha podido saber EL ESPAÑOL.

La frontera del futuro será insensible al paso ilegal de personas o mercancías. Según fuentes de la delegación de Nador, esta semana recibieron una orden ejecutiva de Rabat para “conectar a sistemas electrónicos los tres puestos fronterizos que conectan el país con Melilla: Beni Ensar, Farjana y Chinatown”.

En este último paso, miles de porteadores transportaron la mercancía desde Melilla hasta Nador sin pagar derechos de aduana. Con el trabajo, la intersección de Chinatown se convertirá en una intersección de pasajeros con un carril para motocicletas.

Hasta marzo, Residentes de la comarca de Nador podrían viajar a Melilla sin pasaportecon su documento de identidad marroquí. Después de la reapertura, la única forma de entrar y salir de Ceuta y Melilla es a Marruecos pasando por las ventanillas de aduanas para sellar sus pasaportes.

Por su parte, Ceuta está conectada con Marruecos a través del paso fronterizo Tarajal I para el movimiento de personas y vehículos. Hasta el momento también ha existido una conexión a través del Tarajal II, que fue construido para transportar mercancías a Castillejos. El comercio atípico en esta ciudad terminó el 7 de octubre y no se reanudará. El secretario general de la Confederación de Empresarios de Ceuta, Antonio Ramírez, confirmó en una entrevista a EL ESPAÑOL que la mercancía atascada en los almacenes del polígono industrial Tarajal II fue “devuelta a Tánger Med vía Algeciras”.

Asimismo, algunos propietarios de los barcos de El Tarajal en Ceuta están reconvirtiendo su negocio para comercializar la mercancía del puerto marroquí con un descuento para Ceuta respecto a los precios de la península, según los propietarios de la ciudad.

No habrá comercio directo

Ya no veremos estas imágenes de miles de ciudadanos marroquíes cargando cientos de kilos a la espalda o en carros o coches llenos de contrabando tras la pandemia y las negociaciones entre Rabat y Madrid.

La maniobra del país vecino es que la mercancía ingrese a Ceuta desde el puerto de Tánger Med con las tarifas adecuadas. y para los de Beni Ensar y los nuevos de Nador a Melilla. Marruecos trabaja en el desarrollo, ampliación y fortalecimiento de estos puertos y sus zonas francas desde principios del siglo XXI.

Así que eso No habrá comercio directo entre las ciudades autónomas españolas y Marruecos. “Las mercancías deben llegar a Marruecos desde la península, salvo para retirar temporalmente y retirar con permiso el exceso de mercancías que se han atascado por el cierre de la aduana”, dice en Marruecos.

La estrategia se ha ido forjando durante el último año y medio. Asociaciones y políticos marroquíes han mantenido encuentros con empresarios melillares en hoteles del otro lado de la frontera (Beni Ensar) para informarles del fin del comercio atípico y animarles a invertir en barcos y terrenos en Marruecos. “Nos ofrecieron subvenciones e incluso que saliéramos de la ciudad y viniéramos a Marruecos”, explica un joven empresario de EL ESPAÑOL de Melilla.

Este ciudadano de origen marroquí, que vive a ambos lados de la frontera, afirma que “este virus es útil para Marruecos. Estaban locos por detener el contrabando y eso era bueno para ellos.“.

Dejar de usar

Mientras Marruecos forja este nuevo marco fronterizo que asfixia a Ceuta y Melilla, las delegaciones de gobierno de ambas ciudades aseguraron a EL ESPAÑOL a finales de abril: “No tenemos pruebas de que Marruecos vaya a acabar con el puerto en la ciudad”.

Desde Marruecos, sin embargo, pasan a estos medios de comunicación que incluso se considerará la posibilidad de no reabrir las fronteras con España si el Gobierno central cede a las propuestas de los políticos de Ceuta y Melilla de entrar en la zona de Schegen y enfatizar su Carácter europeo. “Luego, Marruecos cerrará las fronteras por completo“, adelantan fuentes policiales.

El objetivo final es “controlar la delincuencia transfronteriza”, según las autoridades de Nador. Así se refleja en el acuerdo bilateral de cooperación en la lucha contra la delincuencia que los ministros del Interior de ambos países firmaron en Rabat el 13 de febrero de 2019 en presencia de los dos reyes. Pero lo cierto es que el nuevo sistema de fronteras presupone un cuello de botella económico para Ceuta y Melilla.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *