El aumento de la mortalidad dispara los ingresos por herencias del Ayuntamiento

El aumento de la mortalidad dispara los ingresos por herencias del Ayuntamiento

El incremento de la mortalidad registrado por la pandemia del covid se refleja directamente en el incremento de la renta de la Junta de Extremadura, que para el próximo año prevé disponer de un 25% más de fondos para el impuesto de sucesiones, el impuesto que se paga para recibir una herencia. .

El proyecto de Presupuesto Regional para el próximo año recauda una cantidad de 30 millones de euros por esta partida, 6 millones más que las cuentas de este año. Con un aumento del 25%, esta es la cifra fiscal para la que se espera el mayor aumento de recaudación en 2022.

Según ha explicado el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas del Ayuntamiento, esta previsión se justifica por la evolución de los datos de este año. Hasta el pasado mes de agosto se contabilizaban unos ingresos de 28,6 millones de euros. En solo ocho meses, la previsión para todo el año ya se había superado en 4,6 millones, lo que representa un exceso de casi el 20%. Aunque la recaudación no es lineal y depende de multitud de factores, es posible pensar que a final de año superará los 30 millones de euros.

Las muertes aumentaron un 16% en Extremadura por el coronavirus

El aumento podría deberse a muchos factores, pero estas cifras están directamente relacionadas con la pandemia del covid-19. Datos provisionales del Instituto Nacional de Estadística (INE) indican que 13.060 personas murieron en Extremadura el año pasado, 1.800 más que el año anterior, un aumento del 16%. El coronavirus también interrumpió una tendencia a la baja que se había producido desde 2017, cuando se alcanzaron alrededor de 11.600 muertes.

En el transcurso de 2021, el número de muertes, aunque no alcanza las del año pasado, se mantiene por encima de la media de los últimos años. Según las últimas cifras del INE, el saldo acumulado de muertos en la comunidad era de 9.600 a mediados de octubre. En 2020 se aprobó en las mismas fechas que 10.700. A estas alturas del año, entre 2017 y 2019, la cifra rondaba los 9.200.

El Ministerio de Hacienda subraya que el efecto derivado del covid-19 se centrará principalmente en 2021, de ahí el aumento de la recaudación de este año. Pero, debido al mismo manejo del impuesto, se estima que una parte se trasladará al 2022, lo que explica el esperado aumento de los ingresos.

Por regla general, el plazo para la presentación de la liquidación fiscal es de seis meses a partir del fallecimiento, con posibilidad de prórroga por otros seis meses. Además, es necesario tener en cuenta el plazo que necesita la Administración para resolver el caso. Por tanto, el pago del impuesto puede tardar más de un año desde la fecha de fallecimiento.

Pasando a la colección

A esto hay que sumar los cambios regulatorios que se produjeron el año pasado por las restricciones impuestas por la pandemia y que también tuvieron el efecto de trasladar la recaudación a 2021 y 2022.

En marzo del año pasado, tan solo diez días después del inicio del encierro, el gobierno regional decidió prorrogar en tres meses el plazo de presentación y pago de aquellas autoliquidaciones y declaraciones cuyo plazo vencía entre la declaración del estado de alarma y el pasado mes de mayo. 30. . Esto tuvo como objetivo evitar el desplazamiento de contribuyentes en las oficinas de la administración regional y favorecer la liquidez de las familias.

Apenas dos meses después, en junio, hubo otra expansión que continuó durante todo el estado de alarma. Como en el caso anterior, se emitió para preservar la salud de los ciudadanos y aumentar la renta disponible de Extremadura.

Estas medidas han provocado un nuevo retraso en el desarrollo de los nuevos procedimientos del impuesto sobre sucesiones. Según el informe de la Consejería de Hacienda sobre la recaudación de tributos transferidos a Extremadura en 2020, el año pasado se registró un descenso del 4,7% en el número de casos presentados por el impuesto de sucesiones respecto al año anterior. La Junta indica que la recaudación fue de 22,1 millones, menor a la esperada debido a los cambios ocurridos durante el estado de alarma.

Todo esto explica por qué las muertes ocurridas el año pasado trasladaron sus efectos tributarios al año actual. Una circunstancia que también se trasladará a 2022, de ahí el esperado aumento de recaudaciones.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *