Espacios verdes a cambio de reciclaje

Espacios verdes a cambio de reciclaje


El nuevo sistema de recogida de basura, además de adaptarse al crecimiento de la ciudad desde 2005, cuando se adjudicó el contrato anterior, y abastecer a los nuevos barrios, supondrá también un cambio radical en materia de recogida de basura. Para ello, los contenedores estarán equipados con dispositivos inteligentes que permitirán determinar su nivel de carga, y también se realizará una distribución zonal de toda la ciudad, adaptada a las características y necesidades específicas de cada zona.

De esta manera, los recorridos diarios se realizan en base a esta información y no a través de una planificación predeterminada, sino en función de la situación en el vecindario respectivo. Este sistema se complementa con una recogida directa en los lugares donde hay una gran cantidad de residuos todos los días, como es el caso de los grandes parques industriales, supermercados o restaurantes. En el triturador de basura de cada contenedor, puede determinar qué contenedores han excedido el 75% de su capacidad y proceder con la remoción inmediata. Por lo tanto, habrá planes específicos no solo para el centro histórico, donde los contenedores no se reparan sino que se retiran todos los días, sino también para el Ensanche, las zonas periféricas o la zona rural.

Es decir, en lugar de una recogida estándar, se adapta a la situación actual, mientras que al mismo tiempo se mantiene un control para comprobar que está funcionando correctamente. “Fue un acierto que en ese momento se pudiera comprobar, por ejemplo, el nivel de encendido de dos contadores, la frecuencia de los recordatorios o la ubicación de dos vehículos”, dijo la concejala Mila Castro.

Una novedad importante que los ciudadanos agradecerán es la implementación de puntos de limpieza móviles. Hasta ahora ha sido necesario acudir a uno de los dispositivos establecidos para deshacerse de un electrodoméstico o dispositivo electrónico. A partir de ahora, sin embargo, serán móviles, lo que facilita mucho las cosas.

El servicio se complementa con un sistema de control de calidad para comprobar su funcionamiento y con campañas de sensibilización pública con foco en el reciclaje. De hecho, la primera de estas campañas ya se realizó esta mañana con un acto que tuvo lugar en el barrio de Santa Marta. Era el llamado sistema de reciclaje o devolución y recompensa el que se suponía promovía la correcta separación de los residuos, en este caso los envases ligeros.

En un acto al que asistieron Sagrario Pérez (Director General de Calidad Ambiental) y Ángel Hervella (Director de Gestión Local y Regional de Ecoembes) junto a la Concejala Mila Castro, se manifestó que el reciclaje puede reportar premios de forma individual a quien los realice en cuanto a su vecindario. Puede obtener incentivos canjeables a través de una aplicación informática que le permite escanear la basura y luego escanear el código QR de cada contenedor.

De esta forma, además de premios como los patinetes eléctricos para los ciudadanos, también se realizan inversiones en espacios públicos, por ejemplo en la adecuación de una zona verde que se presentó ayer en la Rúa María Casares en el distrito de Santa Marta. Un área recreativa que, gracias al reciclaje, se equipa con nuevas especies de plantas y mobiliario sustentable, resultando en una mejora en la calidad de vida que trae consigo buenas prácticas ambientales.

En esa ocasión, se seleccionó el barrio de Santa Marta, pero como dijo el ayuntamiento, se extenderá a toda la ciudad en el transcurso de la difusión del nuevo plan, que se implementará por primera vez en Santiago de Galicia.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *