reja2 422 3178035 20210422211333


La restauración de la catedral avanza paso a paso. Así, ayer volvieron a su lugar las históricas vigas de la escalinata que forman el frontispicio de la explanada del Obradoiro tras sufrir un minucioso proceso de restauración que duró casi un año.

Vehículos especiales de la empresa compostelana Grúas Norte fueron los encargados ayer de colocar los postes bajo la atenta mirada de los curiosos que se centraron en el Obradoiro para ver cómo funcionaba la gigantesca grúa con gran precisión.

Las puertas, muy deterioradas por las inclemencias del tiempo, fueron reparadas en un taller especializado. De hecho, se han recuperado algunas partes del conjunto, pero también se han construido réplicas de los elementos más gastados. El herrero encargado de los trabajos de restauración es Santiago Martínez Otero, quien también realizó trabajos de restauración en otros elementos de la catedral como las torres de la fachada del Obradoiro y la Puerta Santa. Durante el estudio preliminar, se eliminó el mortero utilizado en renovaciones anteriores para anclar el cerco a la piedra de la escalera de entrada.

Esta tarea se llevó a cabo con mucho cuidado para no dañar las piezas de hierro. La restauración de las barandillas se realizó mediante técnicas tradicionales. Y el objetivo era reproducir lo más fielmente posible el trabajo de los maestros que originalmente erigieron la rejilla de 1791. Asimismo, la emblemática escalera de la basílica, en la que la celosía es sometida a un cuidadoso proceso de rehabilitación. Es una acción financiada por el bien cultural y cubierta por el presupuesto del Ministerio de Fomento. Está financiado con 1,6 millones de euros.

Esta entrada a la catedral de la metrópoli data de 1606. Es un conjunto renacentista que se construyó en dos fases. Primero se realizó la mampostería a principios del siglo XVII, y luego, hacia 1791, se encargó la valla que la cierra.

En su momento, esta construcción hizo necesaria la modificación de la cripta bajo el Pórtico de la Gloria. Con la renovación de la escalera se ha completado la restauración de la fachada más fotografiada de la basílica, que guarda los restos del apóstol. Por otro lado, recientemente se han iniciado las obras de restauración de la Torre de la Vela en la esquina suroeste del edificio del claustro de la Catedral de Santiago. El proyecto se enmarca dentro de las medidas previstas en el convenio de colaboración para el desarrollo y ejecución de las medidas de conservación y restauración del Conjunto Catedralicio de Santiago de Compostela, suscrito por el Ministerio de Cultura, Educación y Urbanismo Universitario y el Ayuntamiento de la Catedral. El ámbito de actuación de la iniciativa es la propia torre así como el cuerpo de la escalera que conduce a ella. Las intervenciones incluyen la limpieza y desinfección de fachadas, la remoción de biocolonización, depósitos de sal, eflorescencias, costas negras, escombros o residuos de mortero.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *