38a4bd9f 8f70 4824 ae15 5c6c8c5e792a 16 9 aspect ratio default 0

Los cinco partidos representados en el pleno municipal del Ayuntamiento de Oviedo (PP, Ciudadanos, PSOE, Somos y Vox) acordaron ayer por unanimidad entregar el premio al hijo predilecto del municipio Carmen Ruiz-Tilve, Emilio Sagi y Jaime Alvarez-Buylla (póstumamente) y como hija adoptiva (también póstumamente) Conchita Quirós. La petición no suscitó críticas ni acusaciones, ni provocó ningún debate: cada precio simplemente fue votado y aprobado individualmente. Fue el único momento de consenso absoluto, también el más relevante, una sesión de cuatro plenarios extraordinarios (uno por cada distinción) y uno ordinario que se prolongó hasta cinco horas y fue suspendido temporalmente, pero terminó con buenas e inesperadas noticias: la Cesión de una subvención de 20.000 euros a la Sociedad Filarmónica de Oviedo, entidad emblemática que fundó Álvarez-Buylla y que se encuentra en una difícil situación económica.

Las diferencias irreconciliables entre el gobierno y la oposición se hicieron evidentes en todos los debates de la sesión, algunos de los cuales se convirtieron en un combate cuerpo a cuerpo que no se libró del ridículo ni de la descalificación.. Incluso en una propuesta que no parece abierta a polémica, como la revisión anual del Inventario Municipal de Bienes, que se aprobaría por unanimidad, ya ha habido algunos roces entre la ciudadanía. Marcador de posición de Mario Arias y el socialista Ana Rivas por la necesidad de contar con más personal para completar el inventario, aunque ambos se mantuvieron dentro de los límites impuestos por la cortesía institucional y coincidieron en que el departamento necesitaba más personal.

Fue el preámbulo de la principal controversia plenaria que se desarrolló en el debate sobre la aprobación de las bases reguladoras de las subvenciones para el Servicio de Desarrollo Económico y Empleo. El Consejo Económico, el Popular Javier Cuestay su antecesor en esta responsabilidad, Ruben Rosón, de Somos, se vio envuelto en un amargo intercambio de inhabilitaciones luego de que Rosón criticara duramente lo que creía que era el bajo monto de la línea de subsidio para autónomos y pymes, que ronda los dos millones y medio. “Su propio alcalde dijo que ya no sería su concejal económico. Ya no nos den el traqueteo, se está cansando “, dijo Cuesta, aludiendo a la anterior responsabilidad de Rosón en el gobierno tripartito que encabeza el socialista Wenceslao López, a lo que Somos respondió:” Tú también eres un mentiroso, Javier Feigling, porque él No ha asumido la responsabilidad que es suya. “Mientras tanto, se perdió la esencia del debate, en el que participó una Ana Rivas, que coincidió con la de Somos, para calificar de” maliciosa “la cantidad global.

Gran parte de las casi cinco horas del pleno se ha invertido en presentar hasta 16 mociones de urgencia de la oposición, todas ellas rechazadas por el equipo de gobierno que integra el PP y Ciudadanos, con eventual asistencia de Vox en algunas de las las propuestas. En el debate sobre estas propuestas, la agudeza entre gobierno y oposición en ocasiones regresó, lo que finalmente obligó al alcalde, el popular Alfredo Canteli, a intervenir para recordar a los concejales de ambos lados que se atendieran al tiempo y obedecieran las reglas de la Intervención.

El ayuntamiento solo intervino ante una alusión directa a la socialista Lucía Falcón, quien pidió aclaraciones sobre la ubicación de la biblioteca de San Lázaro, que se instaló en un edificio que volverá a su dueño el día 12. Falcón interpretó que había una “falta de coordinación” dentro del equipo de gobierno ya que Canteli había argumentado que el problema se estaba resolviendo y la biblioteca se mantendría en su lugar. “Yo nunca miento. Se toman precauciones y si no pasa nada saldrá. Es solo un problema de papeleo”, advirtió Canteli. Lourdes garcia, de Ciudadanos, agregó que la propuesta de trasladar la biblioteca a una ubicación en Otero era solo “un plan de contingencia alternativo”.

El resto de las solicitudes fueron de gran variedad. Rosón y Cuesta volvieron a entrar en conflicto por la elección del director general del ayuntamiento y sus costos. Cristina Coto von Vox pidió que se presione al Principado para intentar acelerar la remodelación de la oficina de La Manjoya y la construcción del Instituto La Corredoria, y fortalecer las herramientas de transparencia de la web. Respecto a las obras, Luis Pacho y Lourdes García respondió que el gobierno local está pendiente, mientras que Mario Arias prometió consultar a los técnicos sobre la posibilidad de agregar más datos al área de transparencia.

El Instituto La Corredoria así como el de La Florida fueron también objeto de una moción de Somos, presentada por Ana Taboada, quien previamente había tenido otro amargo debate con Mario Arias sobre la controvertida restauración de la calle franquista tras una sentencia judicial.. Taboada acusó al gobierno local de violar las leyes de memoria histórica, mientras que Arias le recordó que fue un gobierno del PP el que cambió el nombre de División Azul a Real Oviedo.

El portavoz socialista Wenceslao López, pidió que se rebajara la calificación de la plaza de toros para facilitar su rehabilitación, propuso un plan de actuación integral en los barrios que requeriría una inversión de 15,5 millones de euros, y pidió aclaraciones al Gobierno sobre el proyecto del Boulevard Santullano. El primer teniente de alcalde, Nacho Cuesta de Ciudadanos, aseguró que la rescisión del contrato con el adjudicatario de la mano de obra de Santullano sería “inmediata” y que la revisión de la catalogación de la plaza de toros no supondría ningún cambio significativo en la reforma. Por su parte, Javier Cuesta rechazó el plan de barrio asegurando que el equipo de gobierno ya estaba trabajando en iniciativas alternativas.

Los socialistas Natalia sanchez y Marisa Ponga Defendieron las propuestas del sector social, pidieron subsidios para el deporte popular, más ayudas a las familias con escasos recursos económicos y un fortalecimiento de las competencias digitales de los servicios sociales. La delegada de política social del Consell, Leticia González (PP), rechazó las tres propuestas para defender las líneas ya marcadas para el gobierno en todos estos ámbitos.

Luego de que se rechazara la urgencia de las dieciséis mociones, lo que impidió un debate a fondo sobre todas ellas, los ánimos se desviaron y el pleno cerró con relativa calma y la inesperada noticia de que las ayudas habían sido retransmitidas a la Sociedad Filarmónica, que se confirmó en directo. por Javier Cuesta tras consultar a los técnicos municipales por una pregunta de Marcador de posición de Cristina Coto. Fue un homenaje final y celebrado a la memoria de Jaime Álvarez-Buylla.

Jaime Álvarez-Buylla, la quintaesencia del respetado y señorial Oviedo

Jaime Álvarez-Buylla. | LNE


Cuando falleció Jaime Álvarez-Buylla Menéndez el pasado mes de julio, pocos coincidieron en que quien fuera el fundador de la Sociedad Filarmónica de Oviedo, más allá de su indiscutible e invaluable aportación a la tradición lírica de la ciudad, representaba valores inmateriales y eternos, conectados. al verdadero Oviedo. Cortés, minucioso, educado y elegante, Álvarez-Buylla también se distinguió por una larga carrera como médico, durante la cual lideró la implementación de iniciativas de salud pioneras en la ciudad.

Entre sus méritos destacan la puesta en marcha del servicio de fisioterapia y rehabilitación en el ambulatorio dependiente del antiguo Fondo Nacional, la gestión de la residencia Covadonga, centro de rehabilitación pionero en España, o la iniciativa de traer el primer móvil de sangre. unidad a donantes de Asturias.

Carmen Ruiz-Tilve, el recuerdo vivo de la ciudad y su gran patrocinadora

Carmen Ruiz-Tilve.


La trayectoria de Carmen Ruiz-Tilve se resume en la lucha continua e incansable por profundizar en el estudio de su ciudad e impartir estos conocimientos. Ruiz-Tilve se doctoró en Estudios Románicos por la Universidad de Oviedo con la tesis “La obra narrativa de Dolores Medio” y trabajó como profesora en la Escuela Nazareth antes de incorporarse a la nómina de la Universidad de Oviedo en 1978, donde se convirtió en profesora. de Didáctica del Ser Lengua y Literatura.

En 1994 publica su primera novela “Crisantemos para todos” y al año siguiente comienza a escribir sus famosos “Pliegos de cordel” en LA NUEVA ESPAÑA, en la que retrata la vida de la ciudad. Ruiz-Tilve fue elegido Cronista Oficial de Oviedo en 2002 y durante las dos últimas décadas se ha centrado en este papel de defensor y divulgador de la historia local. Se ha construido en vivo recuerdo de una ciudad agradecida que ya le dedicó una calle y le dio nombre a una escuela en La Corredoria.

Emilio Sagi, el gran renovador del teatro lírico español

Emilio Sagi. | Miki López


Solo en una ciudad con una conexión tan fuerte con la música como Oviedo podría florecer un talento como Emilio Sagi. Emilio Sagi, nieto del barítono Emilio Sagi Barba y sobrino de Luis Sagi-Vela, mostró su talento para las artes escénicas mientras estudiaba en la Universidad de Oviedo, donde estudió filología inglesa. En la universidad trabajó conjuntamente en el laboratorio de danza y tras completar su formación como musicólogo en Londres, inició su carrera como director en el Campoamor Theatre. Tras incorporarse al Teatro de la Zarzuela en 1985, alcanzó un hito importante en 1989 con el estreno mundial de “La del Manojo de Rosas”, producción histórica que encabezó la renovación del teatro lírico español. Tras más de cuatro décadas de experiencia, es un auténtico referente en la dirección. Hace unos meses recibió la medalla de oro por servicios en las bellas artes.

Concha Quirós, Oviedo de corazón que dedicó su vida a los libros

Conchita Quirós. | LNE


Concha Quirós nació en Pillarno en el Ayuntamiento de Castrillón, pero su corazón siempre estuvo en Oviedo. Quirós, el alma de la librería de Cervantes, fue un librero de su época que supo anticiparse a las sucesivas crisis del sector y que hizo de la atención a los autores y sellos independientes una seña de identidad de su casa. Concha Quirós se convirtió en un referente de librerías y editoriales de todo el país y se involucró repetidamente en el sector cultural de Oviedo, que tenía un verdadero faro en Cervantes. En 1996, Cervantes fue nombrada la mejor librería del año. En 2007 el propio Quirós recibió la medalla de plata del Principado. Su inesperada muerte el pasado mes de febrero empañó la tan esperada celebración del centenario de la librería. Su familia convirtió el aniversario en un gran homenaje a Conchita Quirós, para lo que el ayuntamiento unió fuerzas con el nombramiento póstumo de una hija adoptiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *