El Parque Natural de Urbasa-Andia acoge a 25 jóvenes en un campamento de voluntariado para la juventud y el medio ambiente

El Parque Natural de Urbasa-Andia acoge a 25 jóvenes en un campamento de voluntariado para la juventud y el medio ambiente


PAMPLONA, 6 de agosto (EUROPA PRESS) –

El Instituto de la Juventud de Navarra (INJ), en colaboración con la Dirección General de Medio Ambiente, organizó un campamento de voluntariado para el desarrollo del mantenimiento de las infraestructuras en el Parque Natural Urbasa-Andia, en el que participan 25 jóvenes de seis municipios .

Simultáneamente con los gestores en el mantenimiento del espacio natural protegido «el campo tiene como objetivo mostrar los valores naturales y culturales de la región, promover nuevas relaciones sociales entre los participantes y despertar el interés de los jóvenes». Población por alternativas de ocio saludable ”, instruyen desde la juventud.

Los jóvenes voluntarios tienen entre 15 y 17 años y proceden de Andalucía, Aragón, Cantabria, Cataluña, La Rioja y Navarra. Este viernes, el gerente del INJ, Carlos Amatriain, visitó el campo en compañía de todos con los que recorrió parte de uno de los caminos que tenían preparados.

Además de la “mejora y preservación del medio natural”, el objetivo de esta área voluntaria es “ofrecer a los participantes un espacio inclusivo, sin exclusiones, en el que valores como el conocimiento y la convivencia entre iguales, el intercambio de experiencias, el trabajo en equipo, el desarrollo físico y emocional de los participantes y la adopción de valores como la paz, la igualdad, la solidaridad, la ecología y el respeto a todas las culturas ”, explicaron.

Con esto en mente, se desarrollan actividades de ocio como Yincanas, dinámicas de grupo, talleres de cocina local y fotografía, ‘Herri Kirolak’ o una visita al Parque Natural Nacedero del Río Urederra. “El campo es un espacio colaborativo donde los voluntarios tienen la oportunidad de desarrollarse personalmente y compartir experiencias con personas diferentes a su entorno habitual. Por otro lado, este programa tiene como objetivo facilitar a los participantes el conocimiento del patrimonio histórico, cultural y por supuesto de esta parte de Navarra ”, ha subrayado el Gobierno regional en un comunicado.

EL GRUPO DE VOLUNTARIOS ES «UNA FAMILIA PEQUEÑA»

Adrián Purroy es un joven voluntario oscense que forma parte del grupo que trabaja en esta área del voluntariado. Destaca la «pequeña familia» que han formado, lo que le ha ayudado a «desconectar de su rutina». «Estamos todos muy cerca y el ambiente es increíble, a 400 kilómetros de casa, eso ayuda mucho».

El primer día fue introductorio, sirvió para establecer contacto con el medio ambiente y preparar los grupos de trabajo, que cambian de tareas en el parque natural cada dos días. El primer trabajo de Adrián fue despejar una frontera para ciegos. Su trabajo es doble: «Ayudar al medio ambiente y al mismo tiempo ayudar a las personas que lo necesitan, hace que la satisfacción sea aún mayor».

El joven cuenta cómo el grupo, además del trabajo del campamento de voluntarios, realiza actividades de ocio que les han ayudado a “escapar”, como una gymkana en las inmediaciones del albergue juvenil de Alsasua donde viven. Adrián destaca que en el contexto de la pandemia COVID-19 es “muy necesario” poder hacer tales fugas: “Los meses desde el inicio de la pandemia han creado una rutina monótona para nosotros y salir de allí es muy necesario , así que estoy muy contento de haber venido «.

Paula García es otra de las participantes. La joven malagueña coincide con Adrián sobre la diversión de las actividades: «En nuestro tiempo libre jugamos muchos juegos con los monitores, que son como madres para nosotros». También destaca el «buen ambiente del grupo, en el que todo el mundo está muy involucrado».

La tarea de su grupo durante estos días ha sido la de mantener la señalización de los caminos e infraestructuras de uso público en los alrededores de Morterutxo y Bioiza. Paula destaca los alrededores de la Sierra de Urbasa, donde disfrutaron de la flora y fauna y también hicieron excursiones: «Visitamos un cañón que me pareció espectacular, vimos varios animales salvajes … donde yo vivo, ¿no? Tenemos tanto espacio verde y trabajar en este entorno es increíble «.

Este campamento juvenil voluntario de Urbasa es uno de los seis que el Instituto Navarro de la Juventud (INJ) patrocina en toda la provincia este verano.


Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *