875de1ad a658 40ba 82a4 5edb758fdd58 16 9 aspect ratio default 0

Infografía que muestra la aparición del nuevo Aguaducho de Campo San Francisco.

Infografía que muestra la aparición del nuevo Aguaducho de Campo San Francisco.

Continúa el lavado de cara del Campo San Francisco con la retirada del antiguo Aguaducho y la instalación de nuevos equipos. Será un hotel nuevo, un poco más grande, más moderno, fabricado con materiales más duraderos y que cumple con uno de los requisitos históricos del pulmón verde de la ciudad: tendrá baños en la parte trasera. Según ha podido saber este diario, hoy se abrirán las tres ofertas presentadas para realizar la obra y comenzará la fase de adjudicación del proyecto.. La idea es que estos trabajos de reubicación e instalación de la nueva estructura se realicen el próximo mes y que el local pueda ser inaugurado a finales de junio.

El consistorio ya cuenta con las directrices de la empresa que eventualmente acometerá la reforma del local. El nuevo Aguaducho tendrá una superficie total de unos 35 metros cuadrados. En la parte trasera hay baños proyectados y un almacén. El acabado, “minimalista” según la documentación del ayuntamiento, debe estar revestido de madera para que el lugar se integre lo mejor posible en el entorno. Aunque los materiales están sujetos a la aprobación y requisitos de la Dirección General de Patrimonio del Principado ya que el Campo San Francisco es un espacio protegido. La idea es que debajo de esta “corteza” de madera hay otros materiales más duraderos. Esto evitaría que lo que aún se observa sobre el estanque de los patos le vuelva a suceder a un dispositivo en estado de ruina.

El nuevo será más grande y tendrá una superficie de algo más de 35 metros cuadrados. El área de la barra ocupará 11,81 metros cuadrados. Además, se proyectaron servicios de 4,5 metros cuadrados y un almacén de otros 7,54 metros cuadrados en la parte trasera. Los materiales del nuevo edificio están sujetos a las exigencias de la Dirección General del Principado de Patrimonio, ya que el terreno es un espacio protegido. Por ello, y teniendo en cuenta el entorno histórico del jardín, contará con una “piel” de madera, pero se basará en nuevos materiales que permitan una mejor conservación y así envejecer.

Detalle del Aguaducho de noche con el letrero luminoso.


En las infografías que gestiona el ayuntamiento se puede apreciar que la idea del nuevo Aguaducho se mantiene fiel a la decoración actual y tendría rótulos luminosos en la parte superior con los nombres de los pequeños establecimientos hoteleros que se inauguraron en Campo. San Francisco en 1958. El equipo que aún se encuentra junto al estanque de los patos data de ese año, aunque fue completamente reconstruido en la década de 1990.

El ayuntamiento abrirá hoy las licitaciones y comenzará la fase de adjudicación del contrato

El deseo de ampliar la oferta de hoteles en Campo San Francisco, que el actual equipo de gobierno ha tomado violentamente, no es nuevo. Tampoco es la idea proporcionar baños para el Aguaducho. En 1975, el Ayuntamiento de Oviedo tenía un plan para retirar los viejos aguaduchos (uno de ellos estaba por entonces detrás del monumento a José Tartiere) y reunirlos en una única y más ambiciosa instalación con aseos. Adolfo CasaprimaEn su libro “El campo de los hombres buenos” recoge esta historia y atribuye la tarea del proyecto a la muerte de Francisco Franco y la inestabilidad política que existía en ese momento. Los baños de Aguaaducho, diseñados en 1975, llegarían al Campo casi medio siglo después. El equipo actual no es el original, que se instaló a mediados del siglo XX. Una madrugada en San Mateo de 1991, un incendio envolvió las sillas en la terraza del bar y el equipo de madera fue completamente reconstruido, aunque había perdido algo de su tamaño original.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *