El juez exige los WhatsApps del “número dos” de Laya a Exterior y Defensa, que permitió el ingreso de Ghali al país.

El juez exige los WhatsApps del “número dos” de Laya a Exterior y Defensa, que permitió el ingreso de Ghali al país.


Noticias similares

El cerco judicial de entrada a España de Brahim Ghali, líder del Frente Polisario, se fortalece.

Por el momento, el juez de instrucción ha pedido al Ministerio de Relaciones Exteriores que le dé todos los Whatsapp que el Jefe de Estado Mayor de la Ministra Árancha González-Laya fue intercambiado con el Estado Mayor de la Fuerza Aérea, por lo que se ordenó el acceso a Ghali sin control aduanero.

La nueva diligencia del titular del Juzgado de Instrucción No 7 de Zaragoza, Rafael Lasala, se produce según el testimonio de Camilo Villarino, jefe de gabinete de Laya, y los General Segundo Jefe del Estado Mayor Aéreo, Francisco Javier Fernández Sánchez.

Ambos confirmaron en cartas oficiales separadas al magistrado que habían tenido conversaciones telefónicas, en forma de llamadas y mensajes de texto, en la tarde del 18 de abril. Foreign tiene ahora siete días hábiles para entregar todas estas comunicaciones.

Ese día el detonante de la crisis diplomática con Marruecos, que acabó 10.000 inmigrantes cruzan la valla en Ceuta Unas semanas más tarde, alrededor de las seis y media, un avión de Argelia aterrizó en la base aérea de Zaragoza. Ghali viajó hacia adentro. Con la identidad falsa de Mohamed Benbatouche, posteriormente se registró en el hospital de Logroño, donde estaba siendo atendido por Covid-19. No se sabe si llevaba consigo sus documentos oficiales, ya que nadie se los pidió.

Dos horas antes, a las 5:30 p.m., Villarino se comunicó con el Estado Mayor del Aire. Habló con el general Fernández Sánchez. Preguntó si estaba bien “que se han realizado trámites aduaneros o migratorios” cuando el avión aterriza.

“El abajo firmante”, admite Villarino, “respondió que esta respuesta era imprecisa, ya que se ajustaba tanto a la práctica actual como a la legislación vigente”.

Versiones contradictorias

Esta respuesta ofrece una versión diferente a la ofrecida. el Jefe General de la Base Aérea de Zaragoza, José Luis Ortiz-Cañavate. Según avanzó EL ESPAÑOL, Cañavate dijo que se trataba de una llamada telefónica del Estado Mayor de la Fuerza Aérea a la base aérea. De acuerdo con esta solicitud, esta aeronave no debe pasar por el control de pasaportes o la aduana.

El coronel general también advirtió al magistrado que la base de Zaragoza tiene un procedimiento muy específico para estos casos. Como resultado, todos los aviones extranjeros de países fuera del espacio Schengen quienes aterrizan allí deben pasar por el control de pasaportes y someterse a la supervisión de las fuerzas y órganos de seguridad del Estado.

Esta regla se basa en una instrucción general del Estado Mayor de la Fuerza Aérea. En este caso, sin embargo, el jefe de la base anunció que “en este caso (el de Ghali) no se siguió el procedimiento habitual. basado en el pedido recibido (exactamente) del Estado Mayor de la Fuerza Aérea “.

Además, como reveló este diario, yl El Departamento de Estado ha violado sus propias reglas al Estrés secretamente a Ghali en España. Por lo tanto, para determinar quién dice la verdad, el juez ahora está exigiendo los mensajes que se enviaron ese día desde el ambiente de la ministra Laya y el Estado Mayor del Aire.

Más recados

De esta forma, el juez admite la solicitud de Antonio Urdiales, el abogado que interpuso la demanda, y también pide conocer “el número de líneas de comunicación y sus usuarios”.

No es la única atención que ha pedido durante los próximos días. También ha pedido a la Policía Nacional que identifique al titular del teléfono que aparece en la ficha técnica que Ghali abrió con la identidad de Mohamed Benbatouche cuando ingresó en el hospital de Logroño.

Las investigaciones del magistrado ya no se refieren únicamente a la supuesta entrada irregular del presidente saharaui en territorio español. Incluso ahora quiere saber todo sobre su partida al amanecer del 2 de junio.cuando un avión chárter de Burdeos lo recogió en Pamplona y lo trajo de regreso a Argelia.

En este contexto, el juez solicita al Comando de la Guardia Civil de Zaragoza que identifique esta aeronave y que disponga de “los permisos de desperar y controlar el pasaporte y el equipaje que Llevaba ghali y compañerosEn este caso Salem Lebsir, número dos del Frente Polisario, que fue el único a su lado durante su estancia hospitalaria.

Sombras y contradicciones

Todos estos nuevos trámites que pide el disertante del caso se van sumando a los que solicitó hace semanas. Con todos ellos, el magistrado intenta despejar las sombras y contradicciones de un episodio que desató una crisis diplomática que continuó meses después.

Entre estas indagatorias, el magistrado solicitó a la Policía Nacional que investigara el traslado de Ghali en ambulancia desde la base de Zaragoza hasta el hospital de Logroño. Lo solicitó después de que el servicio de salud aragonés le informara que No tenia ningun registro en sus registros que el presidente saharaui fue detenido en uno de sus vehículos.

Fue el Jefe del Servicio Jurídico y Asuntos Generales de este departamento, Carlos Gustavo Brosa Aragonés, quien, antes de su honor, confirmó que “no hay evidencia en los registros en esta Comunidad Autónoma que el ciudadano Brahim Ghali fue trasladado de la Base Aérea de Zaragoza a la Comunidad Autónoma de La Rioja, más precisamente al Hospital San Pedro de Logroño “; ni con fondos propios ni con fondos de terceros dependientes del servicio sanitario aragonés ”, ha subrayado.

Esa respuesta fue inconsistente a los ojos del juez Lasala. Muy diferente a lo que ya tenía sobre la mesa. Radicalmente en contraste con el documento elaborado por los agentes de la Comisaría de información general de la Policía Nacional que acudió a Logroño el 5 de mayo para acreditar que Ghali se encontraba en suelo español a instancias de la Audiencia Nacional.

En él, la policía describió que fue el líder del Frente Polisario quien fue hospitalizado bajo seudónimo. También dejaron escrito que era una ambulancia del Servicio Aragonés de Salud la que lo había entregado. Algo que vemos se niega a aconsejar a esta comunidad.


Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *