El juez envió a prisión a tres internos por los delitos de Samuel y llevó a los dos menores a un centro

El juez envió a prisión a tres internos por los delitos de Samuel y llevó a los dos menores a un centro


Ya se ha detenido a seis personas por el ataque al joven Corus. La investigación permanece abierta

10 de julio de 2021 . Actualizado a las 4:09 pm.

El juez del Juzgado de Instrucción no 1 de A Corua ordenó este viernesingreso a prisión, notificado y sin fianza, de tres de los seis detenidos por el atentado que acabó con sus vidas Samuel Luis Muiz, Corus, de 24 años, que fue asesinado a golpes en A Corua en las primeras horas de la mañana del pasado sábado. Además, arrestaron a los dos menores el viernes por la mañana, uno de ellos con récord,fueron admitidos en un centro de régimen cerrado por orden del tribunal a solicitud del Ministerio Público de Menores.

El magistrado recibió declaraciones de los cuatro primeros detenidos, tres niños y una niña. Míralos Sospecha de posible asesinato o asesinato, Calificación que se define durante la lección. El juez ordenó la detención de los tres muchachos, ya que existía riesgo de fuga y posibilidad de alteración o destrucción de pruebas. Solo la joven de 19 años defendida por el bufete de abogados de Luciano Prado escapó de prisión provisional. El Ministerio Público no solicitó esta medida, ni tampoco la demanda privada. Fue puesto en libertad a pesar de que todavía está siendo investigado y tiene que comparecer periódicamente ante el tribunal.

Durante tu actuación, los cuatro negaron los hechos. Afirmaron que no golpearon a Samuel y dijeron que no lo conocían, por lo que también rechazaron cualquier componente homofóbico en lo que estaba sucediendo. Como se vio despues los cuatro admitieron que se conocían y que están aproximadamente en el mismo grupo de edad, entre 19 y 20 años. Los tres primeros reclusos, el llamado agresor principal, la niña que es su pareja y un tercer joven, solo respondieron preguntas de sus abogados. Ella insistió en que no había participado en el ataque de ninguna manera.

El celular de Samuel

El cuarto imputado, a quien los investigadores de la Policía Estatal también cometió un delito de Apropiación indebida por llevarse el teléfono celular Samuel les aseguró que lo había encontrado tirado y no robado. Su abogado, José Ramón Sierra, protestó que era completamente inocente y que no había participado en las golpizas. Fue el único de los cuatro primeros detenidos que accedió a declarar ante la Policía Nacional y, según fuentes del caso, sus palabras se referían a los otros dos muchachos.

Durante las actuaciones No se utilizaron imágenes, ni fotos ni fragmentos de las grabaciones de las cámaras de vigilancia de la avenida, que las autoridades consideran imprescindibles para la investigación del hecho. Por su parte, los sospechosos no admitieron ante el tribunal que se encontraban bajo los efectos del alcohol u otras sustancias la noche del incidente.

Durante las explicaciones, entre las 10.13 y las 17.00 horas, la policía nacional continuó la investigación, y hubo dos arrestos más esa mañana, lo que elevó el número de arrestados por el crimen a seis.

Los dos menores

Los dos últimos detenidos son menores de edad, amigos de los cuatro primeros detenidos. El titular del Juzgado de Instrucción nº 1 de A Corúa dictaminó su detención en un centro cerrado, según lo solicitado por la Fiscalía de Menores.Uno de ellos tiene una historia. Nadie conocía a Samuel Luiz Muiz, pero sí los otros cuatro primeros internos. Dado que son menores de edad, la orden está en consonancia con la Fiscalía, que ha decidido solicitar el internamiento de ambos.

Tez oscura, cabello castaño corto, zapatillas vaqueras y blancas, la primera descripción

Los testimonios que recogió la policía al inicio del crimen fueron, en muchos casos, muy superficiales por la confusión y la rapidez con que todo estaba sucediendo. Uno de los testigos señaló correctamente esto los agresores eran jóvenes y que uno de ellos tenía tez oscura, cabello castaño corto, vestía jeans y zapatillas Nike blancas y un lápiz negro. La chica que lo acompañaba llevaba un vestido negro y una chaqueta del mismo color, agregó.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *