F17F1106


Los costes de modernización y adecuación del túnel de la autopista AP-9 a las normas de seguridad europeas corren a cargo del erario público. La concesionaria de la autopista no realizará ningún gasto para que los 21 túneles y los 208 pasos inferiores cumplan con la norma de seguridad aprobada por la UE La Unión Europea en 2006 evitará que la AP-9 registre un nuevo incremento de precio adicional para su peaje.

Así lo anunció Audasa en febrero del año pasado a los inversores interesados ​​en suscribir un bono emitido por la compañía por valor de 100 millones de euros. En particular, la concesionaria de la carretera anunció que en un futuro cercano podría ser posible formular un nuevo acuerdo con el ministerio para determinar cómo Audasa recuperaría esta inversión, argumentando que esta no era una obligación incluida en el contrato de concesión y que tal El gasto estaría involucrado romper el equilibrio financiero de sus cuentas. De acuerdo con lo establecido en su contrato de concesión, el concesionario debe recibir una compensación oportunamente con los medios legales previstos para tal fin a fin de restablecer su equilibrio económico-financiero, explicó a los inversionistas. Solo hay tres formas de pagar esta compensación: más años de concesión, lo que no es posible en el caso de la AP-9, ya que cuenta con el máximo de 75 años que establece la ley; Permitir un aumento adicional del peaje para que el concesionario pueda recuperar todo lo invertido en las obras de mejora del túnel a través de los conductores, o que los costes se cubran con dinero público, como finalmente sucederá.

La concesionaria había presupuestado 28 millones de euros para la adecuación de sus túneles a las normas de seguridad exigidas y el secretario general de Infraestructuras, el gallego Sergio Vzquez, anunció hoy que el ministerio destinará 60 millones de euros para la modernización de los túneles de la red viaria. La Galicia estatal, incluida la AP-9, cuenta con un importe de más de 300 millones de euros, que se pone a disposición a tal efecto en toda España y es responsable del plan de recuperación y resiliencia dotado por la UE con 140.000 millones de euros.

El anuncio realizado esta mañana de reapertura del túnel de A Caiza en la A-52, que está cerrado desde el 25 de enero en la carretera entre el sur de Galicia y la Meseta, era esperado por la Consejería de Transportes el año pasado al asegurar que son buscando evitar la modernización de los túneles que conllevara un nuevo incremento adicional de los peajes de la AP-9, como ya ocurre con las obras de ensanchamiento de la vía en el Puente de Rande y el bypass de Santiago fue un consejo para el viaje de regreso en el Eje Vigo-Pontevedra, todos ellos costeados por los usuarios de todas las áreas de las infraestructuras explotadas por Audasa.

Conozca toda nuestra gama de boletines

Hemos creado para ti una selección de contenido para que puedas recibirlo cómodamente en tu correo electrónico. Descubra nuestro nuevo servicio.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *