86513965 da5f 4a7f a958 22497204c04a 16 9 aspect ratio default 0


La factura sanitaria y farmacéutica en la Comunidad Valenciana fue un 7,1 por ciento más alta en 2020 que en 2019, el mayor incremento de los últimos cinco años, mientras que en España alcanzó el 11,8 por ciento. Las cifras absolutas son impresionantes: 2.954 millones de euros invertidos en nuestra autonomía (la cuarta más alta del estado) y 26.462 millones de euros en todo el país.

El Departamento del Tesoro acaba de publicar los datos finales de gasto farmacéutico y en salud para 2020 después de avanzar hasta septiembre, que ya indicaba el año del récord histórico que se avecinaba en el horizonte de las cifras. Evidentemente, los cerca de 3.000 millones que alcanzó la Comunidad Valenciana en el último año está relacionado con el peso poblacional de nuestro territorio y está por detrás de Andalucía (4.162 millones), Cataluña (3.736 millones) y Madrid (3.565 millones).

El proyecto de ley pública de la Generalitat para financiar el gasto en medicamentos y productos sanitarios tanto en hospitales como entre la población a través de recetas u otros pedidos de dispensación aumenta cada año debido al envejecimiento de la población. Pero el año pasado, con la pandemia, la factura se multiplicó rápidamente. De hecho, según los últimos datos del Ministerio de Hacienda, los gastos, que son exclusivamente atribuibles al covid-19, ascendieron a casi 232 millones de euros.

En España fue de 2.630 millones. La perspectiva para 2021 con vacunación masiva para la población sugiere que se alcanzará un nuevo récord histórico.

Estirar en 2020

El desarrollo del gasto sanitario y farmacéutico aumentó alrededor de un 5 por ciento cada año (con la excepción de 2017, donde solo aumentó un 2,1 por ciento), pero aumentó en siete puntos porcentuales en 2020 y aumentó en un 25,3 por ciento desde 2015 en España en general fue 35% más.

En el último año hay que tener en cuenta que las actividades hospitalarias y de atención primaria normales estuvieron severamente restringidas durante gran parte del año para evitar el riesgo de infección en las visitas a centros de salud u hospitales. Aun así, las cifras son muy superiores a las registradas en 2019.

En el desglose, de los 2.954 millones de la factura relacionada con la salud de los valencianos, 919 millones deben imputarse a los gastos farmacéuticos del hospital. El rubro más importante se refiere a los productos farmacéuticos y sanitarios con receta o disposición (prótesis, gasas, catéteres, sondas …) por un total de 1.407 millones. Al fin y al cabo, el gasto en medicamentos de venta libre ascendió a 627 millones, el concepto que más creció respecto a 2019, nada menos que el 37,6 por ciento (algo más de 171 millones de euros). El aumento de este punto debe entenderse directamente como consecuencia de la pandemia.

Por otro lado, el envejecimiento de la población tiene un impacto directo en los costes sanitarios y farmacéuticos. El gasto en salud de una persona mayor de 65 años es al menos cuatro veces superior al del resto de la población. Así lo veía hace unos años Alberto Vaquero, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Vigo. Lo predecible, por tanto, es que cuanto mayor sea la población, más gasto en medicamentos.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *