El gasto del Gobierno de Navarra en 2020 fue de 4.587 millones con una ejecución presupuestaria del 95,1%


PAMPLONA, 2 de julio (EUROPA PRESS) –

El Gobierno de Navarra ha aprobado el proyecto de ley de cuentas autonómicas de 2020, año en el que el gasto ascendió a 4.587 millones de euros, con una ejecución presupuestaria consolidada del 95,1% y el gasto social que supone casi el 60% del gasto total.

Este proyecto de ley provincial fue aprobado en la reunión de gobierno de esta semana, según informó la ministra de Economía y Finanzas, Elma Saiz, en la rueda de prensa de este viernes que se ha ofrecido a informar sobre el mencionado proyecto, que se ha convertido en la opinión obligatoria de la Comptos y ya enviado al Parlamento de Navarra para su aprobación final de acuerdo con la Ley de Hacienda de Navarra.

La ministra Saiz ha destacado en su intervención que “es importante recordar de dónde venimos a la hora de analizar las cuentas generales de Navarra en 2020”. “Un año que no se recuerda por las secuelas de una pandemia que sin duda seguimos padeciendo, lo que ha llevado al Poder Ejecutivo a redoblar sus esfuerzos como nunca antes para cumplir con sus compromisos”, puntualizó.

Saiz ha manifestado que el presupuesto inicial de la administración de la Comunidad Autónoma y sus órganos autonómicos era de 4.573,8 millones de euros y, tras diversas modificaciones presupuestarias, se incrementó hasta los 4.825,6 millones de euros, lo que supuso un incremento del 5,51%, es decir, 251,8 millones más. de lo estimado originalmente. La ejecución del presupuesto consolidado ha sido del 95,1%, lo que sitúa el gasto del Gobierno de Navarra en 4.587 millones.

Gran parte de estos ajustes presupuestarios fueron motivados por la necesidad de cubrir los gastos de la emergencia sanitaria provocada por Covid-19. En concreto, a las partidas individuales creadas para hacerse cargo de estos gastos se han añadido 251,7 millones de euros, de los que se han realizado el 89,3%. Teniendo esto en cuenta, Saiz ha apuntado que una gran parte de estos fondos adicionales se financió con transferencias de la Administración del Estado, que aumentaron en 180 millones de euros respecto al año anterior.

El gasto público por habitante se incrementó en 217 euros en términos absolutos; mientras que los gastos de capital por habitante aumentaron un 4,2%. Como ha destacado la consultora, el gasto de capital por habitante es muy superior al del año anterior.

En relación a la ejecución por capítulos, los gastos de personal ascendieron a 1.469,1 millones de euros. Las transferencias corrientes ascendieron a 1.679,7 millones de euros y, por tanto, ocuparon el primer lugar en términos de gasto total, incluidas las destinadas a familias y organizaciones sin ánimo de lucro con 559,2 millones de convenios económicos con 549,5 millones.

AUMENTO DEL GASTO SOCIAL

Por otro lado, si se tiene en cuenta la ejecución por políticas de gasto, los datos de ejecución reflejan el gasto social, que incluye salud, educación, cultura, pensiones, otros beneficios económicos, servicios sociales y apoyo social, apoyo al empleo y acceso a la vivienda, y Las subvenciones a la construcción en 2020 ascendieron a 2.676,7 millones de euros, lo que significa que alrededor del 60% del presupuesto ejecutado se destinó al gasto social.

Según estas cifras, el gasto social aumentó un 9,2% de 2019 a 2020 y aumentó en 226 millones en términos absolutos.

Por lo que se refiere al presupuesto de ingresos, los derechos liquidados por importe de 4.731 millones de euros representan una ejecución del 98% del presupuesto consolidado. En relación al presupuesto original, corresponden al 103,4%. Los impuestos directos tuvieron un desempeño más favorable que los impuestos indirectos ya que, por ejemplo, mantener los empleos tuvo poco impacto en la recaudación de impuestos, en parte debido a los arreglos contractuales del sector público para satisfacer las necesidades de Covid-19; A pesar de tener un buen desempeño en el primer trimestre del año, el impacto de la crisis sanitaria en la actividad económica y el consumo provocó que la encuesta bajara en 159 millones respecto a 2019.

Por último, en lo que respecta a la ejecución del presupuesto, el consejero de Economía y Hacienda ha demostrado que las cuentas presupuestarias arrojan un saldo positivo de 143,8 millones de euros.

OBJETIVOS DE ESTABILIDAD PRESUPUESTARIA

Otras de las grandes magnitudes de las cuentas globales de Navarra están relacionadas con la consecución de los objetivos de estabilidad fiscal. En este sentido, Saiz ha manifestado que el resultado no financiero de la ejecución presupuestaria de la Administración de la Comunidad Foral de Navarra y sus órganos autonómicos arroja un saldo negativo de 203 millones de euros. Si se tienen en cuenta otras unidades del sector público provincial, así como las operaciones de ajuste y reclasificaciones de las cuentas nacionales, el saldo negativo desciende hasta los 165,6 millones de euros, lo que corresponde al -0,87% del PIB.

La deuda del sector público alcanzó los 3.608,7 millones, aumentando en 329 millones hasta el 19% del PIB. Para cumplir con la regla de gasto, el gasto calculable asciende a 3.248 millones de euros.

Por el contrario, el remanente de caja disponible según los criterios del Plan General de Contabilidad Pública fue de 272,8 millones de euros. Sin embargo, dado que se levantó un volumen significativo de deuda para cubrir las necesidades de financiamiento generadas en el año y que se crearon capacidades de financiamiento en 2019, es necesario utilizar parte de los fondos líquidos restantes no afectados por un total de 221 millones.

CUENTAS CPEN

La consultora Saiz también informó sobre los estados financieros anuales 2020 de la Corporación Pública Empresarial de Navarra (CPEN), que “mantuvo el equilibrio financiero y cerró con un resultado negativo consolidado de 8,3 millones de euros y al inicio de la pandemia Covid-19, con el resultados positivos de los dos ejercicios anteriores “.

También debido a los efectos de la pandemia, las ventas se redujeron en un 13% en comparación con el año anterior, como se refleja en los estados financieros consolidados.

En 2020, CPEN redujo su deuda en 26 millones de euros a 58 millones de euros, una disminución del 31%. Para apoyar la estructura industrial navarra, se gastaron 42 millones de euros, en particular en inversiones inmobiliarias y financieras.

El consejero de Economía y Hacienda ha querido subrayar que “el sector económico público de Navarra, con una plantilla altamente cualificada de 1.386 empleados, está sano, equilibrado y preparado para los retos de futuro a pesar de las circunstancias del ejercicio 2020”.


Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *