El capitán del correo andorrano asegura que los agentes fueron «emboscados».

El capitán del correo andorrano asegura que los agentes fueron «emboscados».


«Poco sabía que tenía una persona de este calibre en la zona». Así que el capitán de la guardia civil del puesto andorrano respondió si conocía el peligro de «Igor el Ruso», buscado por multitud de delitos en Italia y Serbia. El capitán ha informado que fue el primero en ver al guardia civil Víctor Romero «tirado en el suelo» después de que el acusado le disparara. Unos disparos, que el capitán no dudó, sospechaban «una emboscada» para sus compañeros.

Continúa el juicio de Norbert Feher, conocido como «Igor el Ruso», por el triple crimen cometido en Andorra en diciembre de 2017. El capitán explicó su papel el día de los hechos en un interrogatorio detallado. Ha confirmado que el ganadero José Luis Iranzo se ofreció como voluntario para llevar a los agentes a unas cuevas en el área donde Iranzo creía que el mismo ladrón que robó de su casa de campo la noche anterior podría estar escondido. El capitán insistió en que no quería que ella lo acompañara, solo para llevarla a donde pensaba que esa persona podría refugiarse. Tras comprobar que no había nada en estas cuevas, se despidieron de Iranzo y se marcharon sin decir «absolutamente nada» sobre el lugar al que se dirigía.

Cuando llegaron al cuartel de Andorra, recibieron una llamada de Iranzo Sr. advirtiendo del tiroteo. Tres vehículos circulaban no sin antes hacer preguntas y finalmente ser conducidos hasta Mas del Saso por un vecino de Andorra, cuyo paradero desconocían los agentes.

De camino a este Mas, el capitán vio un automóvil con las luces encendidas en una vía cercana a la izquierda y pidió al grupo ROCA (Víctor Romero y Víctor Caballero) que vinieran a investigar. En el mismo lugar llamado Mas del Zumino, para ser asesinado por Feher mientras cargaba el auto de Iranzo, al que acababa de matar.

El Mas del Saso

La confusión con el nombre de Mas del Saso llevó a los agentes, encabezados por un vecino de Andorra, a una feria que no era la de Iranzo Sr. En el camino de regreso escucharon por la radio que alguien había resultado herido caminando por Mas del Zumino y encontraron a Víctor Romero y Víctor Caballero llenos de balas.

El capitán afirmó que fue el primero en ver a su compañero herido en el suelo y que «sentían un gran peligro» como «una extraña sensación de ser un blanco fácil». Intentaron revivir a sus compañeros y decidieron tomar sus dos cuerpos y llevarlos al centro de salud de Andorra.

Iranzo Sr., según ha informado como testigo esta mañana durante su interrogatorio, fue subido a un coche de la Guardia Civil y trasladado al centro de salud andorrano sin comprobar primero quién fue la víctima de los dos disparos a su masía.

El teniente en el momento del puesto andorrano defendió esta acción por la «peligrosidad» asociada a entrar en esta zona tras el descubrimiento de los dos homicidios del agente. Cuando llegó al centro de salud, lo llevaron de regreso a su caserío y allí descubrieron al difunto agricultor.

El aviso de información

Tal y como ha defendido esta mañana un agente de la Guardia Civil del equipo judicial de Alcañiz, se envió un mensaje informativo al cuartel de la zona advirtiendo a «un alto porcentaje» que se advirtió a la persona sustraída por los Masicos en la zona que han favorecido a los mismos como el tiroteo que hirió de gravedad a dos agentes de la Guardia Civil en Albalate del Arzobispo el 5 de diciembre de 2017.

El capitán del Andorran Post confirmó esta tarde que había recibido esta nota informativa días antes del trágico incidente, pero defendió que «una nota informativa nunca se le puede dar absoluta veracidad» y que «no sabían que The Der Thief of the Masicos era el misma persona que Albalates «.

Por favor imprima, PDF y correo electrónico


Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *