las empresas de la construccion en la region de murcia cierran el 2020 manteniendo el empleo generado


El 63% de las personas reasentadas en la Región de Murcia encontraron empleo en 2020 a través de su red de contactos o ‘redes’. Se trata del cuarto porcentaje más alto de España por municipio, apenas inferior al de La Rioja (80%) en Baleares (77%) y Canarias (67%), según un estudio de LHH, la consultora de Adecco Group se especializa en acompañar a las organizaciones en sus procesos de transformación.

Este estudio concluye que 2020 fue un antes y un después en muchos sentidos, introduciendo o acelerando rutinas y procesos relacionados con la forma en que trabajamos y nos relacionamos con los demás. Desde entonces, el mercado laboral ha sufrido mucho con la aprobación de nuevas ERTE, el notable descenso de la afiliación a la seguridad social y el aumento de las tasas de paro.

Además, las vacantes se redujeron hasta en un 70% durante los meses más duros del estado de alerta, según el último informe de Adecco Infoempleo. Sin embargo, según LHH España, la mayoría de los trabajos (alrededor del 80%) no se encuentran cuando se buscan y se anuncian en línea.

Si bien esta oferta de trabajo “pública”, conocida como mercado abierto, ha disminuido en 2020, las vacantes que componen el llamado mercado oculto (las ofertas de trabajo que las empresas no publican) han disminuido en 5, desde el inicio de la pandemia en nuestro país, 5% de tierra cultivada.

La mejor forma de acceder a este mercado oculto es a través del “networking”. En un año en el que las reuniones se desplomaron, mantener esta red de contactos requirió mucha proactividad y gestión de herramientas digitales para mantenerse al día.

Pero sin duda ha dado sus frutos, al menos para el 63% de los murcianos participantes en programas de recolocación que, gracias a este “networking”, encontraron trabajo el año pasado.

En palabras de la jefa de operaciones de LHH, Natalia March: “La pandemia ha hecho grandes esfuerzos de todos y cada uno de nosotros necesarios para mantener estos contactos”. Por ello, admite que fueron muy pocos los encuentros presenciales en 2020 y “no hemos podido aprovechar estos cafés, comidas o eventos para fortalecer nuestra red de contactos”.

En cambio, enfatiza, “hemos sabido adaptarnos muy bien a la gestión de la tecnología y al cambio de escenario y saber utilizar estas aplicaciones y herramientas para mantenernos en contacto con personas importantes”. También estima que “con la pandemia pudimos asistir a muchos más eventos porque eran virtuales”.

“Las claves del éxito han sido la proactividad, la perseverancia, adaptarse rápidamente al cambio y estar genuinamente interesado en los demás”, dijo March, quien “valora el hecho de que se aborden a las personas en un contexto de inseguridad donde se requiere apoyo emocional”. todo nos acompaña y nos impulsa a mirar esta red desde una perspectiva más humana, lo que ha ayudado a fortalecer las relaciones “.

“También nos fue más fácil reestablecer relaciones que no habíamos tenido en mucho tiempo y que en una situación normal hubiera sido un mayor inconveniente para nosotros porque necesitamos saber que todos están bien y suavizar las relaciones. Incomodidad a la que nos estamos acercando. En un contexto de normalidad de conexiones que hace mucho tiempo que no nos ocupamos ”, concluye March.

RED DE CONTACTOS

La red de contactos sigue siendo la forma más común de dar acceso a un nuevo trabajo a las personas que participan en un programa de recolocación, y este también fue el caso en los eventos sociales de 2020, este “networking” tiene algo de poder perdido.

Entonces, si hace un año el 52% de los candidatos al programa de recolocación encontraron un trabajo a través de sus contactos, ahora es el 43%. Esta diferencia de 9 puntos porcentuales se logró en su totalidad a través de la recolocación gracias a las ofertas de trabajo en línea (portales de empleo, anuncios, etc.), que ya representan el 29% de los casos.

En menor medida, otras opciones mucho menos representativas como los intermediarios, las candidaturas espontáneas, el emprendimiento o el llamado “redespliegue” aparecen cuando un candidato se traslada a otro puesto de la misma empresa.

MURCIA, LA CUARTA REGIÓN DONDE MÁS UTILIZAN LAS REDES

El porcentaje de personas reubicadas a través de la red de contactos varía significativamente entre comunidades autónomas. El año pasado, La Rioja fue la comarca donde se aplicó con mayor éxito esta práctica: 8 de cada 10 personas reubicadas en la autonomía hicieron uso de sus contactos, un porcentaje que prácticamente se ha duplicado respecto al año anterior.

Le siguen Baleares con un 77%, que ya ocupó el segundo lugar el año pasado. Tras ellos, Canarias bajó del primer puesto y se mantuvo la tercera autonomía, donde más trabajadores se reubicaron a través de contactos (67%).

Otras tres autonomías son muy estrechas, en las que más de la mitad de sus empleados utilizan esta fórmula para recuperar el acceso al mercado laboral. Se trata de la Región de Murcia (63%), la cuarta región donde los empleados hacen un mejor uso de la conectividad tras una mejora de 12 puntos porcentuales respecto al año anterior. Asturias (6 sobre 10) y Aragón (57%).

La Comunidad de Madrid (49%), la Comunidad Valenciana (46%) y Cantabria y Galicia con un 45% se sitúan algo por encima de la media nacional del 43%, con la misma proporción de trabajadores reasentados a través de redes. Detrás de ellos están Cataluña (42%) así como Andalucía y Castilla y León con un 39% cada uno en cada uno de estos municipios.

Los candidatos del País Vasco se beneficiaron del networking el 35% del tiempo. En menor medida le sigue Extremadura con un 33% y Castilla-La Mancha con un 25%.

Navarra vuelve a ser la comunidad autónoma donde menos se utiliza la red de contactos para las mudanzas, ya que solo el 13% de los participantes en programas de este tipo la utilizaron para volver a trabajar en el último año.

CÓMO TRABAJAR EN RED EN TIEMPOS DE PANDEMIA

Hasta que estalló la crisis sanitaria mundial el año pasado y se produjeron episodios nunca antes vistos como el arresto domiciliario y el cese de actividades no esenciales, construir una buena red de contactos fue relativamente fácil gracias a los numerosos eventos en la UE, trabajo de campo , sino también en el personal.

Dadas las limitaciones de movilidad y el desarrollo de casi todas las actividades online, el “networking” que nos permite seguir el ritmo de la evolución del mercado laboral en sectores o empresas concretos también ha tenido que adaptarse a las nuevas circunstancias.

Uno de los más innovadores fue la falta de eventos presenciales y la expansión del teletrabajo a todas las áreas y perfiles donde se podría implementar. Por otro lado, pudimos participar en muchos otros eventos porque eran virtuales.

El principal beneficio fue que “pudimos acceder a un mayor número de personas, aunque luego tuvimos que trabajar en el enfoque uno por uno. Si la presencia nos ayuda mucho a construir y mantener relaciones, las reuniones virtuales hacen necesario volver a conectarnos en otro momento, y para eso hemos aprendido a hacer un mejor uso de la tecnología. Hemos desarrollado enormemente el enfoque virtual y hemos celebrado numerosas reuniones virtuales en las que apenas hemos utilizado este tipo de recursos ”, dice LHH.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *