Desaparición de Wafaa | Investigan al preso por el asesinato de Wafaa


La investigación sobre el asesinato de Wafaa Sebbah y la detención de David S. como su presunto asesino dio un giro inesperado que ahora se descarta. Agentes investigados La posible participación de David en el asesinato de una mujer, Isabel Raducanu, en la localidad de Xàtiva, a menos de 20 kilómetros del lugar del crimen de Wafaa, en junio de 2019.

Sin embargo, fuentes del caso han confirmado a LAS PROVINCIAS que se ha descartado su implicación en la muerte. El sospechoso fue interrogado efectivamente después de encontrar pruebas en la casa del fallecido. Hallazgos de ADN de David en la escena del crimen fue lo que hizo que los agentes se centraran en él. Sin embargo, la investigación solo reveló que la persona había estado en su casa y tenía una relación con la víctima que se dedicaba a la prostitución.

Las mismas fuentes señalaron que las pruebas recabadas por los investigadores de homicidios de la Policía Nacional continúan apuntando a la pareja sentimental del fallecido como presunto autor. La triangulación del teléfono celular del sospechoso lo llevó al lugar de la muerte, aunque inicialmente lo negó. El hombre fue detenido y enviado a prisión temporal por el delito, aunque posteriormente el Juzgado de Valencia lo liberó de los cargos.

Todo pasó en el pasado 12 de junio de 2019. Eran las cuatro y diez de la tarde cuando el 112 recibió una llamada de un hombre que, muy nervioso y con una voz muy diferente, dijo que su pareja había sido asesinada. Dijo que estaba entrando a su casa. Había encontrado a su compañera sentimental, Isabel Elena Raducanu, en el nº 3 Francisco Gozalbes, muy cerca del Ayuntamiento de Xàtiva y al lado del colegio Gozalbes Vera. seis meses de embarazo y 36 años, Apuñalado en el cuello en la cama y con un violento golpe en la cabeza en medio de un charco de sangre.

Un pueblo consternado y una familia rota

Poco tiempo después, miembros de la policía local y los responsables de la brigada de homicidios de la policía estatal acudieron al lugar para buscar la mayor cantidad de evidencia posible que pudiera esclarecer las circunstancias del incidente unos minutos antes. La puerta de la casa no había sido forzada, según fuentes cercanas a la investigación, por lo que la mujer de nacionalidad rumana habría dejado entrar a su asesino o lo habría conocido. Fuentes policiales también encontraron que el robo como motivo del crimen era muy poco probable.

Aproximadamente dos horas después de la advertencia y después de que los agentes estuvieran en la escena, la pareja del fallecido se dirigió a la Comisaría Nacional de Policía para explicar lo que había visto sin detener a este hombre. El joven, de 32 años y natural de Alberic, contó a los agentes dónde había estado en una frutería de una comunidad cercana a Xàtiva en las horas previas al crimen. Posteriormente fue arrestado.

La familia de Isabella Elena recibió la ayuda del ayuntamiento para hacer frente a la Costos de repatriación de su cuerpo a su ciudad natal en Rumania.

La pareja de la joven, un hermano de Isabella, que venía de Inglaterra, donde vivía en ese momento, y un amigo rumano que vivía en la comunidad valenciana, se dirigieron al ayuntamiento para pedir personalmente al alcalde Roger Cerdà esta ayuda para pedir . El consistorio se puso en contacto con el consulado rumano con sede en Castellón para iniciar los trámites de repatriación.

Isabella tuvo dos hijos. Uno de ellos vivía con su padre en el extranjero y la hija que estaba aquí con ella en España también estaba con su expareja y el padre de la niña en una comunidad de la Ribera Baixa.

La muerte violenta de Isabella también generó solidaridad con la amiga, quien prometió cuidar de su hija.

La Guardia Civil encuentra el cuerpo de Wafaa en un pozo tras la confesión del preso


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *