foto datos kVs U1401981645405yB 984x468@Diario Vasco


Gipuzkoa suma 11.305 nuevos positivos desde el 14 de marzo. Ese día, la incidencia acumulada a los 14 días fue de 181 casos por 100.000 habitantes, cifra que ha aumentado sin reservas desde entonces y con mayor rapidez tras el Puente San José y el receso de Semana Santa. Una escalada que no pareció terminar hasta ayer, Cuando se reportó una tasa de 716 casos, casi 15 puntos menos que el día anterior. Mientras esperamos a revisar en los próximos días para ver si este descenso se está consolidando y ver si ya se ha alcanzado el tope, el boletín epidemiológico da una buena noticia casi un mes y medio después, y al menos ya podemos hablar de una desaceleración en el cuarto ataque. Pandemia.

Han pasado semanas desde que los principales indicadores epidemiológicos no estaban en verde porque están cayendo, aunque el punto de partida es muy alto. La incidencia acumulada de Euskadi desciende 6 puntos hasta los 540 casos por 100.000 habitantes. El índice reproductivo es 1, lo que no ha sucedido desde el 11 de marzo. También es menor en Gipuzkoa (0,97), lo que significa que se encuentra en una fase descendente de infecciones. En Araba también está por debajo de 1 (0,93), pero todavía no (1,03) en Bizkaia.

A pesar de los brotes verdes El número de positivos sigue aumentando. De hecho, en las últimas horas, Gipuzkoa ha sumado otras 356 nuevas infecciones, 15 más que el día anterior. En la CA de Euskadi se comunicaron ayer 869 resultados positivos, 405 en Bizkaia y 98 en Araba.

La situación en los hospitales sigue sometida a la máxima presión y se espera que continúe durante al menos algunas semanas. Otras 99 personas ingresaron ayer a la planta, donde se atiende a 542 personas, uno menos que el día anterior. En las unidades de cuidados intensivos ingresan 184 personas, 5 menos que el domingo.

Poco más de una semana después de que la condición de alarma disminuyó, algunas restricciones existentes permanecen en manos de los tribunales, como: B. Limitación del área al aire libre o toque de queda. A pesar de las reiteradas solicitudes del lehendakari Iñigo Urkullu a Pedro Sánchez para extender la alarma más allá del 9 de mayo, el gobierno central no parece tener ninguna intención de extenderla. Sin embargo, como anunció este miércoles el vicelehendakari segundo Idoia Mendia, se podría aplicar una nueva fórmula para que el País Vasco permanezca en estado de alerta si es necesario.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *