cribadorente kohE 984x468@Diario Vasco


La Semana santa y el anterior Puente San José Están empezando a frenar notablemente el aumento de infecciones por Covid-19 en el País Vasco. Los números despegaron ayer 920 nuevos positivos, Marcas que no se habían alcanzado desde principios de febrero cuando la curva de la tercera ola comenzó a doblarse. Después de la semana festiva, la notable contaminación del virus ha vuelto a la normalidad y las cifras diarias han aumentado un 26% desde el primer día hábil de esta semana (martes) hasta ayer. Mejor no compararlo con el mismo día de la semana anterior, ya que el récord supondría un incremento de más del 75%.

La tercera ola alcanzó un mínimo en el País Vasco el 14 de marzo con 214 contagios. Ahora, casi un mes después, y con la reapertura de la movilidad intracomunitaria de por medio, se suman cuatro veces más contagios y parece que no se alcanzará el pico de esta ola, que debería ser menor que la anterior ( al menos) hasta la próxima semana.

Entre las 920 infecciones que la comunidad agregó ayer, 343 corresponden a Gipuzkoa126 a Álava, 436 a Bizkaia y otros 15 pertenecen a personas de otras comunidades. La Tasa de positividad También marcha con récords altísimos y ayer marcó un gol 8,9% tras la validación de 10.289 pruebas diagnósticas.

Aumento de la presión sobre los hospitales

Y cuando aún no habían logrado suprimir por completo los efectos de la tercera ola, los hospitales comenzaron a aumentar significativamente el número de ingresos por coronavirus. Ayer mismo, nueve pacientes más con Covid-19 fueron agregados a la unidad de cuidados intensivos.Actualmente hay 115 pacientes inscritos, 22 hace más de siete días.

Y en la instalación, la situación también comienza a dar pasos preocupantes luego de que 93 personas requirieran aprobación por el virus ayer, un 25% más que el día anterior.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *