p1 422 3183496 20210423190121


Una sentencia del Juzgado de lo Penal nº 2 de Santiago condenó a una pareja a una multa de más de 1.000 euros a seis por día durante seis meses como autores de un delito de desobediencia a agentes de la autoridad. Según el veredicto, el enfrentamiento con la policía se produjo porque la pareja se negó a usar máscara. Los hechos ocurrieron el 11 de febrero alrededor de las 4 de la tarde en la Rúa Frei Rosendo Salvado de Santiago.

Los imputados también deberán indemnizar a uno de los agentes con más de 200 euros y reducir a la mitad los gastos del proceso, incluido el de la acusación particular.

SUP Galicia, que publicó la sentencia, señala que es la primera de este tipo en la Comunidad.

Se da por probada la sentencia que cuando los agentes recordaron a la pareja la obligación de llevar máscara, los agentes se negaron y no quisieron entregar identificación mientras registraban a los policías “que intentaban intimidarlos que eran”. La mujer les dijo que su padre era juez y que “morirían”.

Asimismo, según el texto judicial, intentaron salir del lugar y se pelearon con la policía que intentaba evitarlo, mientras que el hombre “se negó a ser registrado”. Finalmente, el relato de los hechos concluye que el hombre finalmente se identificó, pero ambos tuvieron que ser reducidos “con la mínima fuerza requerida”.

La mujer alegó que el enfrentamiento fue provocado por los propios agentes en lo que calificó de acción policial “abusiva y desproporcionada” en la que resultó herida en una mano.

El veredicto, que tiene probado el delito de desobediencia, muestra que las grabaciones reales del hecho aportadas por la defensa de la mujer en el juicio, si bien muestran solo una parte del argumento, ya revelan “el acto de agresividad y crueldad”. mostrada por la pareja antes del operativo policial.

Entre otras cosas, confirma que han cuestionado el requisito de llevar máscara, que no se acercarán a ellos y les darán su número de identificación profesional, y adicionalmente los “intimidarán” con los registros que han realizado para denunciarlos y alusión. a la condición de juez del padre de la mujer sin seguir las instrucciones de los agentes.

La “confirmación” de la “actitud irrespetuosa” de los imputados hacia la actuación policial es el hecho que se expresa en el comunicado de que la mujer “dijo haber dejado la estufa encendida en su casa para evitar ser trasladada a la comisaría”. negarse a facilitar el acompañamiento de la dirección para desactivarla. “Ya en la comisaría accedió y“ resultó que no estaba bien ”.

Por su parte, el hombre se negó a hacerlo después de solicitar la aprobación del centro médico y el médico adivinó una fiebre que requirió una prueba de antígeno Covid-19 antes de la exploración y solicitó el alta voluntaria.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *