ee9ed388 d04f 4023 a120 f63ec97e9e1d 16 9 aspect ratio default 0

El Ayuntamiento de Ribera de Arriba tiene previsto hacer de la futura Casa de las Artes de Bueño un referente cultural para toda Asturias. Por ello, en su momento se propuso completar el proyecto con más habitaciones en la denominada finca Prieto, ahora propiedad comunal.

A continuación, el propio consistorio y la EDV-Stiftung patrocinaron un concurso de ideas que se llevó ayer a los cuatro jóvenes zaragozanos que estaban en el ayuntamiento. Diseñaron dos salas inspiradas en las fábricas de los hórreos -particularmente numerosas en Bueño y seña de identidad de la comunidad- para dotar al conjunto cultural de talleres de artistas y exposiciones subterráneas, así como escenarios para actuaciones musicales o manifestaciones artísticas efímeras. “Tan pronto como decidimos participar en el concurso, visitamos la zona y nos enamoramos. Sabíamos que el proyecto tenía que estar vinculado al granero ”, dice Molins, un equipo con Jorge Abad, Claudia Gadea y Diego Catena.

La apuesta de los ganadores se divide básicamente en dos actuaciones alrededor del palacio. En la propiedad al oeste, se proyecta crear un bloque de talleres creativos subterráneos con techo en la planta baja en el que se podrían realizar intervenciones artísticas como pinturas murales. Se seguiría un patrón similar en la finca al este de la propiedad. Una sala de exposiciones que podría convertirse en un auditorio cubierto ocuparía una sección subterránea, y se instalaría un escenario de 360 ​​grados en el techo, en el que podría tener lugar desde conciertos hasta representaciones teatrales y todo tipo de eventos al aire libre. Ambas apuestas se basan en el concepto del plano del granero. Según explican, una planta plana separa y delimita dos estancias en las que se pueden utilizar ambas, como es el caso de las construcciones tradicionales asturianas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *