j18j1036


Réplica del interior de la estación de tren de A Corúa Adif

Ya están adaptadas tres terminales para alta velocidad: Vigo, Pontevedra y A Gudia. Las de Ourense, Santiago, A Corúa y Lugo se ejecutarán cuando la línea esté en pleno funcionamiento

19 de junio de 2021 . Actualizado a las 5:00 a.m.

Cuando la línea de alta velocidad a Galicia esté terminada a finales de año, solo tres estaciones estarán totalmente adaptadas a la nueva era ferroviaria. Uno es el más grande de Galicia, Vigo, con un gran centro comercial que corona las vías del metro en el solar de la antigua estación de tren de Urzaiz. La terminal de Vigo se inaugurará en septiembre. Otro es Pontevedra, que fue reconstruido y adaptado a los servicios de alta velocidad con la puesta en servicio de todo el eje Atlántico en 2015. La Porta de Galicia en A Gudia también está casi terminada. diseñado para dar servicio a una gran zona rural y el único construido desde cero en el borde de la línea de alta velocidad. El trabajo se completará en unos días, explica ADIF, y se probará la conexión de red del terminal.

Estación de tren Porta de Galicia, en A Gudia Miguel Villar

Los trenes podrán llegar a las estaciones de la misma manera sin tener que ser reconstruidos demasiado. La prioridad en los últimos diez años ha sido la finalización del nuevo acceso ferroviario central. El presupuesto no fue problemático y la modernización de las estaciones se mantuvo hasta más tarde de las grandes ciudades, que han conectado estaciones de autobuses, que fueron construidas por la Xunta, las convierten en hubs intermodales y así acercan a más personas, especialmente de las zonas rurales, a las nuevas conexiones de tránsito rápido. Por ejemplo, los edificios de pasajeros de Ourense, Santiago A Corua y Lugo comenzarán a modernizar la línea de alta velocidad, aunque el retraso en el nuevo material rodante hace que los tiempos más competitivos se alcancen en una segunda fase. Este es el estado actual de los proyectos para estas terminales.

Imagen virtual del aspecto exterior de la estación de tren de Ourense Adif

Ourense

Una sala más modesta para un centro neurálgico. Tras la exclusión del proyecto del arquitecto británico Norman Foster por sus elevados costes (en torno a los 70 millones de euros), en febrero se aprobó el revelador estudio del intermodal Ourense, cuya estación de autobuses entró provisionalmente en funcionamiento en febrero. No habrá grandes medidas en el edificio de viajeros, pero se reformarán la playa del Vas y los andenes para facilitar el reparto de viajeros al resto de ciudades gallegas, ya que Ourense será la única que dispondrá de trenes AVE reales en un primera fase. Este proyecto incluye un desarrollo urbanístico similar al de Santiago con el puente peatonal que conecta el distrito de Pontepedria con el resto de la ciudad. El objetivo es mejorar la permeabilidad peatonal entre los dos distritos de Ourense, que están separados por las vías, y se techará una parte de la playa además de la acera. El nuevo aparcamiento subterráneo se completará en breve.

Réplica de la futura estación de tren de Santiago ADIF

Santiago

Un proyecto ambicioso para la capital. La presidenta de ADIF, Isabel Pardo de Vera, presentó ayer en Santiago el proyecto de la nueva estación de tren, tras unos días la moderna estación de autobuses, que se encuentra al otro lado de las vías y está conectada por una gran pasarela. El proyecto de construcción de pasajeros se adjudicará en breve (más de 33,5 millones licitados). La futura estación intermodal de Santiago contará con 3,5 millones de pasajeros en 2025, 2,6 millones de ellos a lo largo del eje Atlántico y 0,9 millones hacia la nueva línea de alta velocidad, en la que ya están interesados ​​los operadores privados. confirmó Pardo de Vera. El nuevo edificio de pasajeros se levantará sobre las vías junto a la actual estación de tren, se integrará en la acera recién inaugurada y superará los baches actuales con una amplia antesala.

Futura reforma de la estación de tren de San Cristbal en A Corua Adif

Después de Corua

Avances en uno de los más retrasados. A finales de mayo, el Ayuntamiento, la Xunta y ADIF firmaron un convenio que podría impulsar la reforma de la estación de tren y la construcción de la nueva estación de autobuses que formará el futuro complejo intermodal. Lógicamente, la nobleza y la belleza del original edificio neorrománico son respetadas por Antonio Gascu Echeverra, obra única en el panorama ferroviario español. Se construirá un nuevo techo y un camino peatonal para los andenes para facilitar el intercambio con la estación de autobuses. Este complejo intermodal recibirá 2,8 millones de viajeros en 2025, un millón más que en la actualidad.

Réplica de la futura estación de tren de Lugo

Lugo

Anticipándose a un próximo acuerdo. Esta estación se encuentra en la fase de redacción del proyecto luego de que se despejen las negociaciones entre las administraciones, que en breve estarán firmando un acuerdo. Se construirá un nuevo aparcamiento de varios pisos en cuyo techo se construirá la nueva estación de autobuses. Ambos podrían construirse en paralelo. El proyecto prevé un paso de peatones debajo de la estación para hacer las vías permeables.





Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *