Juanma Moreno y Espadas acercan posiciones y abren la puerta al acuerdo presupuestario

Juanma Moreno y Espadas acercan posiciones y abren la puerta al acuerdo presupuestario


Juan Espadas entrega a Juanma Moreno el documento con las propuestas presupuestarias socialistas. / EFE / Julio Muñoz

Andalucía

Tras la reunión entre el presidente de la junta y el líder socialista, PP y PSOE dan claros signos de optimismo sobre un posible pacto

Héctor Barbotta

Andalucía puede estar al borde de una nueva etapa política. La primera reunión entre el presidente del Consejo de Administración, Juanma Moreno, y el secretario general del PSOE, Juan Espadas, para discutir el presupuesto para el próximo año, finalizó ayer en un escenario que sólo se ajusta a las previsiones de los más optimistas. Ambas partes creen que es posible un acuerdo entre las dos fuerzas políticas más importantes.

Semanas después de la invitación escrita a la reunión, Espadas convocó por primera vez una ronda de reuniones en pie de igualdad con todos los grupos políticos. La primera señal de que la reunión fue mucho más allá de la formalidad fue su duración. En una reunión a la que también asistió el ministro de Hacienda, Juan Bravo, el presidente de la junta y el líder opositor intercambiaron impresiones durante casi dos horas.

El encuentro entre los dos mandatarios estuvo precedido por semanas de declaraciones que señalaron la desconfianza mutua y en las que ambos sospecharon de la sinceridad de los ofrecimientos de diálogo de sus rivales. Esta sospecha mutua parece haber desaparecido después de la reunión de ese viernes. Tanto Espadas como el portavoz del Partido Popular, José Antonio Nieto, aseguraron inequívocamente que el acuerdo entre las dos formaciones no solo es deseable sino también posible.

Ambos incluso fueron más allá de un posible pacto presupuestario, ya que uno de los temas en los que es coincidencia, la igualdad de retribución de los sanitarios y docentes andaluces con la del resto de municipios españoles, exige un convenio a largo plazo que abarque al menos tres ejercicios.

Durante su conversación con el secretario general socialista, el presidente subrayó dos puntos centrales que repitió en público y en privado con lugareños y extranjeros: la voluntad del gobierno andaluz de ejecutar el presupuesto con el mayor consenso posible y su intención de no traer elecciones. adelante es igual de fuerte.

Espadas salió de la reunión convencido de que el arreglo es posible. En su comparecencia posterior, dijo que un pacto presupuestario entre las dos fuerzas era un hito que también allanaría el camino para la solución de problemas estructurales en Andalucía. «Vi la búsqueda de un acuerdo por responsabilidad», dijo el dirigente socialista, quien insistió en que los presupuestos solo se pueden llevar a cabo con el apoyo del Partido Socialista.

Subrayó que la falta de créditos presupuestarios y el aumento de los créditos presupuestarios actuales podrían crear dificultades en la gestión de los fondos europeos y, en consecuencia, afectar al PIB andaluz en uno o dos puntos.

El optimismo sobre un posible acuerdo se comparte entre las filas del Partido Popular. Su presidente parlamentario, José Antonio Nieto, no dudó en valorar positivamente el encuentro, diciendo que las aportaciones del líder socialista fueron en gran medida razonables y muchas de ellas compartidas por la comunidad, como la compensación salarial de los trabajadores y trabajadoras de la salud, profesores andaluces o las comunidades ponen en primer plano.

Nieto aseguró que el gobierno de la junta ha evitado poner líneas rojas en este proceso de negociación, destacando la necesidad de que Andalucía cuente con presupuestos en un momento en el que es primordial impulsar la recuperación económica. Según el portavoz popular, hay motivos para creer que el acuerdo podría concretarse y que su formación apuntará a ese punto de encuentro.

Este optimismo no es compartido por el socio gobernante. La portavoz de Ciudadanos, Teresa Pardo, quien también asistió a la mesa de reuniones con el presidente, dijo que su educación está orientada a que los proyectos de ley se publiquen por unanimidad, aunque se mostró cautelosa con la postura del PSOE.

Para Unidos Podemos, la posibilidad de un acuerdo en el que pueda participar la coalición de izquierda está directamente ligada a la promoción de presupuestos expansivos, según la portavoz andaluza de Podemos, Martina Velarde. El coordinador de Izquierda Unida, Toni Valero, destacó la necesidad de dar prioridad al fortalecimiento de los servicios públicos.

Por su parte, el portavoz de Vox, Mauel Gavira, advirtió que el cambio en Andalucía pasaba por su partido y aseguró que un posible pacto entre PSOE y PP perjudicaría a la comunidad autónoma.


Felipe Tordero

Felipe Tordero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *