Juanma Moreno y Alberto Núñez Feijóo exigen que el nuevo sistema de financiación se pacte con todas las autonomías

Juanma Moreno y Alberto Núñez Feijóo exigen que el nuevo sistema de financiación se pacte con todas las autonomías


Juanma Moreno recibe al presidente gallego a su llegada al Palacio de San Telmo. / Prensa europea

Juanma Moreno y Núñez Feijóo rechazan el carácter bilateral del Estado con Cataluña y piden un nuevo sistema basado en el acceso justo a los servicios públicos

Héctor Barbotta

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha planteado un nuevo punto en la alianza para pedir un nuevo sistema de financiación. Esto se hizo con una comunidad que no es de las que comparte con Andalucía el problema de la subfinanciación en términos de población y que, si bien está de acuerdo con la necesidad de un nuevo modelo, algunas de las demandas andaluzas.

Moreno se reunió con el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, en el Palacio de San Telmo este viernes, y ambos firmaron un comunicado conjunto en el que subrayan la urgencia de revisar el sistema a través del cual se entregan los recursos económicos a las comunidades y donde también se piden que este La revisión es objeto de negociaciones bilaterales entre el gobierno central y una comunidad con clara referencia a Cataluña.

Se trata del tercer encuentro que el presidente andaluz mantiene con otros dirigentes de las Comunidades Autónomas para abordar este tema, habiéndolo hecho con el valenciano Ximo Puig y el murciano Fernando López Miras. La novedad del encuentro con Núñez Feijóo es que, a diferencia de la Comunidad Valenciana y Murcia, Galicia no es de los municipios que reciben menos recursos por habitante que la media española.

Esta diferencia inicial entre Galicia y Andalucía se refleja en la declaración institucional firmada por ambos presidentes, que se limita a reclamar un nuevo sistema y que no es objeto de negociaciones bilaterales entre el Estado y una sola comunidad, con una clara referencia a Cataluña. . Si bien surgieron declaraciones de las reuniones de Moreno con los presidentes de Valencia y Murcia, en las que se mencionó el problema de la financiación como el primero y más importante de los puntos discutidos, el encuentro con Núñez Feijóo resultó en un documento conjunto que abarca 14 puntos, entre ellos Pesca, turismo, incendios forestales y distribución de fondos europeos. La necesidad de reformar el sistema de financiación se menciona en el párrafo 13 de la declaración.

El documento sugiere que los déficits de financiamiento del modelo actual deben corregirse incorporando más recursos al sistema y, en particular, evaluando el gasto en salud tanto ahora como en el futuro.

Durante la comparecencia conjunta que siguió, Núñez Feijóo no examinó las demandas de los tres municipios con fondos insuficientes para crear un fondo de compensación para compensar temporalmente los fondos que cada uno recibió por habitante. El mandatario gallego ha señalado que su comunidad está dotada de media por habitante ajustado. Lo que ambos mandatarios destacaron fue la necesidad de que la reforma del sistema sea fruto de un «consenso respetuoso» con las legítimas demandas de todas las comunidades y una garantía que tenga como objetivo Brindar servicios equitativos a todos los españoles, independientemente del lugar donde residan.

En los próximos días, Núñez Feijóo acogerá una cumbre de los presidentes de ocho comunidades autónomas -Galicia, Castilla y León, Castilla La Mancha, Aragón, Extremadura, La Rioja, Cantabria y Asturias- que padecen el problema de la despoblación y que están exigiendo que el financiamiento subraye el costo adicional de brindar servicios a algunos de los residentes dispersos del territorio. Estos municipios representan el 55 por ciento de la expansión territorial de España y albergan solo alrededor del 20 por ciento de la población.

Además de exigir que el nuevo sistema sea el resultado de un consenso y no de negociaciones bilaterales entre el gobierno central y una sola comunidad, los dos presidentes también coincidieron en tres aspectos en los que creen que debe basarse el nuevo sistema de financiamiento: debe basarse sobre el principio de igualdad para los españoles, que la prestación de los servicios públicos básicos (salud, educación y política social) debe garantizarse de manera justa y que el destino del fondo común de todos los españoles debe decidirse entre todos. «El multilateralismo no puede ser derribado por el bilateralismo», dijo Núñez Feijóo, recordando que el sistema actual es fruto de un acuerdo entre el gobierno central, presidido por José Luis Rodríguez Zapatero, y el gobierno tripartito que gobernaba entonces la Generalitat de Cataluña.

Moreno confirmó el papel de Andalucía como «presa de contención y compensación frente al privilegio» y cortó el paso a España a dos velocidades.


Felipe Tordero

Felipe Tordero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *