Juanma Moreno pide a la oposición tener un buen panorama y negociar el presupuesto sin veto

Juanma Moreno pide a la oposición tener un buen panorama y negociar el presupuesto sin veto


El presidente Juanma Moreno interviene en el plenario. / maría josé lópez / europe press

El presidente advierte que serán los andaluces quienes juzgarán a los que no apoyen un acuerdo

Héctor Barbotta

Los grupos andaluces se encaminan al debate más importante del año y el margen de un acuerdo es cada vez menor. Dos semanas después de que el Parlamento aprobara o rechazara las modificaciones de todos los presupuestos del próximo año, el presidente del Consejo de Administración, Juanma Moreno, ha vuelto a pedir a los partidos de oposición que expliquen su posición al respecto.

Lo hizo durante la sesión de escrutinio en pleno de este jueves, la última que se celebrará dos semanas antes del debate que decidirá si las cuentas aprobadas por el Consejo de Gobierno iniciarán su trámite parlamentario o volverán a la denegación, la prórroga de lo anterior y el inicio de un período de incertidumbre sobre la continuidad del legislativo.

La fecha límite para la presentación de enmiendas en su conjunto es la próxima semana, y el escenario más probable por ahora no es el que conduce a la aprobación de los estados financieros. Si bien el gobierno ha logrado, gracias a la participación de grupos de oposición, llevar a cabo iniciativas de gran trascendencia en los últimos días, las posiciones en el puro debate presupuestario aún parecen lejanas.

Esta semana, en la Comisión de Fomento Parlamentario, se adoptó el dictamen sobre la Ley del Suelo (lista) con el visto bueno de Vox y la abstención del PSOE, y el miércoles, en el primer día del Pleno, se aprobó la ley en Un voto en el que se incentiva la reforma del complejo hotelero Tanto el PSOE como Vox dicen que sí.

El PSOE acusa a la junta de exigir dinero y no saber gastarlo

Estas susceptibles señales de acuerdo encontraron su contraparte en la reunión de escrutinio del jueves, que respondió a los reiterados llamamientos de acuerdo del presidente Juanma Moreno con una advertencia de que las posiciones sobre el presupuesto aún están lejos de la convergencia.

El portavoz de Vox, Manuel Gavira, mostró distancias a la posición del gobierno, según el cual los proyectos de ley presentados posibilitan un pacto que puede abarcar todo el espectro de la cámara. Vox se niega a asistir. Según su portavoz, la disponibilidad de un acuerdo que el presidente Moreno y su equipo presentaron tras la oferta socialista atestigua la falta de voluntad de cambio del Partido Popular. «Perdieron la oportunidad de demostrar cambios y cumplir acuerdos con nosotros», lamentó Gavira, «si esto continúa, no podrán contar ni un minuto con nuestro apoyo».

El vocero de Vox aludió a un supuesto deseo de fortalecer el apartidismo de Moreno, a quien se le preguntó si realmente no era «Susana Díaz disfrazada».

El presidente respondió a esta acusación de travestismo político recomendando que el parlamentario de Vox no se apresure a ondear las banderas electorales. Habrá tiempo para eso, advirtió. Por otro lado, recomendó no abandonar la línea de cooperación que su partido ha mantenido hasta ahora y pidió el ejemplo de estabilidad que, a su juicio, ha dado el Gobierno de la Junta de Andalucía a lo largo del período legislativo en el que ha asegura que funcionó «sin tirones y sin tensiones, a diferencia de otras comunidades».

El presidente de la Junta Directiva insistió en la fuerte idea que el gobierno ha transmitido con insistencia desde la publicación de su proyecto de presupuesto: se trata de proyectos de ley desde el pragmatismo, que son a la vez una garantía para la prestación de los servicios públicos y la la mejor herramienta posible para la recuperación económica.

En el gobierno están convencidos de que sin presupuesto el mayor desgaste será para quienes aparezcan ante la opinión pública como responsables del bloqueo. El presidente insistió en el diálogo «al grano» e instó tanto al PSOE como a Vox a hacerlo sin vetarse. «Llevamos tres meses ahí y pido una aclaración porque se está sembrando confusión», acusó.

Sin embargo, aseguró que aún hay tiempo, que el gobierno debe extender la mano y que todavía hay una oportunidad «de hacer algo más para construir un instrumento muy fuerte a través del diálogo» para la reconstrucción económica. Y les advirtió con esto en mente que los andaluces los juzgarán si no están a la altura.

El portavoz del Pueblo, José Antonio Nieto, también señaló que la estrategia del gobierno iba encaminada a un acuerdo amplio, recordando a Vox que su partido nunca había pedido la exclusividad y que, por tanto, no la aceptaría impedir hablar con otras formaciones al tiempo que llamaba a los socialdemócratas a establecer una fecha para la quinta reunión con el ministro de finanzas para avanzar en un posible acuerdo.

En Ciudadanos hay un gran escepticismo sobre un posible acuerdo presupuestario con el PSOE. Su portavoz, Teresa Pardo, intervino en la sesión de control, atacando los evidentes altibajos de Juan Espadas, porque habló primero de la posibilidad de un acuerdo histórico, luego de un «tal vez y ahora un no». Pardo reiteró que los socialistas ya están preparando un cambio a todo el presupuesto.


Felipe Tordero

Felipe Tordero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *