El PSOE no ve avances en el acuerdo presupuestario tras una reunión de casi cuatro horas con el consejero

El PSOE no ve avances en el acuerdo presupuestario tras una reunión de casi cuatro horas con el consejero


Antonio Ramírez de Arellano y la vice portavoz socialista María Márquez. / Sur

Los socialdemócratas exigen compromisos del gobierno sobre las políticas de financiación municipal y la consolidación de los servicios públicos

Héctor Barbotta

Más de tres horas y media de reunión y ningún avance. Las negociaciones entre el ministro de Hacienda y su equipo y la delegación designada por el Grupo Socialista para intentar consensuar los presupuestos regionales para el próximo año están en el punto de inicio.

Al menos así lo ven desde las filas socialistas tras la reunión en Hacienda el pasado martes, que empezó sobre las seis de la tarde y se prolongó casi hasta las diez de la mañana, sin que se pueda juzgar por el momento que hubo avances en las negociaciones.

En la reunión, según explicó el parlamentario del PSOE-A Antonio Ramírez de Arellano, ambos partidos se limitaron a intercambiar información. Por un lado, el equipo asesor explicó cuál será el monto total de las cuentas, qué principales políticas pretende impulsar y cuál es la previsión general de ingresos, mientras que los socialdemócratas profundizan en los temas que consideran prioritarios. y que ya son en términos generales del secretario general de los suyos, Juan Espadas, en la reunión del 1 de octubre con el presidente del Consejo de Administración, Juanma Moreno Bonilla.

Según los socialdemócratas, han pasado tres semanas desde entonces sin que el Departamento de Hacienda haya aportado información relevante que permita avanzar en las negociaciones.

Los socialistas entienden que el gobierno está proponiendo una negociación muy lenta al retrasar el inicio de las conversaciones después de que Espadas hiciera su oferta para saldar las cuentas, mientras que al mismo tiempo propone un cambio en el calendario que, a su juicio, cambiaría los horarios para el grupos consultan su propuesta de presupuesto.

Según el cronograma previsto, una vez aprobado por el Consejo de Gobierno, el documento llegaría al Parlamento el 3 de noviembre y el debate completo tendría lugar los días 22 y 23 de diciembre.

Para el PSOE, la información que el gobierno entregó a su equipo negociador no difiere en nada de la de años anteriores, cuando no se planificó una negociación como esta, y advirtió que más allá de la información sobre parámetros cuantitativos, se debe avanzar en alcanzar ante el posible acuerdo, es necesario especificar qué hacer en cada apartado con un análisis cualitativo.

El parlamentario Antonio Ramírez de Arellano ha afirmado que el presupuesto total será 4.000 millones de euros superior al de este año y 9.000 millones de euros respecto al último elaborado por un gobierno socialista, destacando que la falta de fondos no puede ser una excusa para no abordar cuestiones esenciales. como consolidación de servicios públicos y reactivación. Estos objetivos tendrían que traducirse en cuestiones concretas, como aumentar los fondos para la Patrica (financiación de medidas con competencia regional, que son asumidas por los ayuntamientos) de 510 a 600 millones de euros o aumentar el presupuesto de subvenciones a 270 millones de euros. .

También advirtió que temas defendidos por los socialistas eran inconsistentes con los reclamos de Vox, como el financiamiento de la lucha contra la violencia de género y el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica.

Pese a este escepticismo, el portavoz parlamentario del PP, José Antonio Nieto, aseguró que a los grupos parlamentarios “les resultará muy difícil decir no a los presupuestos y en especial instó al PSOE y Vox” a “asumir incluso las pequeñas dimisiones” y dejarles avanzar. El primer paso es lograr un grado suficiente de acuerdo para que todo no cambie.


Felipe Tordero

Felipe Tordero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *