El presidente del Parlamento quiere imponer multas de 60.000 euros a quienes no se justifiquen en las comisiones investigadoras

El presidente del Parlamento quiere imponer multas de 60.000 euros a quienes no se justifiquen en las comisiones investigadoras


Marta Bosquet, en el medio, presidenta del Parlamento de Andalucía. / Sur

La propuesta de reforma del reglamento de la cámara, que los principales grupos políticos acogieron con vacilación, prevé sanciones para quienes guarden silencio.

Héctor Barbotta

La propuesta de reforma del reglamento del Parlamento de Andalucía prevé la imposición de una multa de hasta 60.000 euros a quienes opten por no declarar, aunque no tengan ningún obstáculo legal para hacerlo. Así se refleja en el texto elaborado por la Presidencia con los Servicios Jurídicos de la Cámara, que se somete a los grupos políticos para su debate y aprobación.

La presidenta del Parlamento, Marta Bosquet (Ciudadana), entregó el martes pasado una copia de la propuesta a los presidentes del Parlamento, algunos de los cuales ya han mostrado su desgana. Soledad Pérez del PSOE ha argumentado que este punto de la reforma violaría el derecho constitucional a no realizar declaraciones y el portavoz del Partido Popular, José Antonio Nieto, dejó claro que era necesario conocer el sustento legal de la propuesta. «No sé si el Parlamento puede tener el poder de imponer esta multa», dijo.

Además de los dos grandes grupos de la Cámara, incluido Unidos Podemos, que dudan de la legalidad y actualidad de la medida, han recibido la propuesta con escepticismo.

La falta de comparecencia ante las comisiones legislativas y las declaraciones falsas en las mismas ya están previstas en el Código Penal con pena de prisión y multas. Los citados que estén ausentes podrán ser acusados ​​de desobediencia y los que mientan serán condenados a seis meses de prisión y multa. Ahora el presidente del Parlamento de Andalucía quiere dar un castigo adicional a los que asisten pero no dan explicaciones, una postura tomada de varios de los antiguos cargos socialistas de alto nivel citados en la Comisión de Investigación de la Educación y el Empleo de la Fundación Andaluza (Faffe). , incluido el exdirector general Manuel Chaves. En esa ocasión, el caso fue remitido a la Fiscalía, quien lo remitió. También fueron citados los expresidentes Susana Díaz y José Antonio Griñán, pero no comparecieron por no haber recibido la citación. Díaz fue reelegido para el próximo 3 de diciembre. Otro ciudadano parlamentario, Enrique Moreno, preside la Comisión Faffe.

La reorganización del reglamento de la sala estipula que las personas mencionadas tienen derecho a no declarar contra sí mismas, pero deben responder a las preguntas que se formulen en relación con el objeto de la investigación «de manera completa y adecuada», salvo que exista alguna razón legal que ampare su silencio. Si la reforma del reglamento no prospera, existe el riesgo de multas de hasta 60.000 euros «tras el correspondiente procedimiento de oposición» decidido por el presidium parlamentario.

La reforma, que modifica 105 de los 190 artículos del Reglamento de Sala, regula la formación y funcionamiento de la comisión investigadora parlamentaria, en particular los requisitos de comparecencia y la forma en que se presenta la citación, de manera exhaustiva en muchos aspectos la antigua junta Los funcionarios han accedido en repetidas ocasiones para no estar en el Comité Faffe para comparecer.

La reforma se someterá ahora a la consideración de los grupos políticos y deberá ser aprobada por el pleno del Parlamento una vez concluido el procedimiento preliminar. El portavoz del PP ya ha apuntado que no sería recomendable aprobar una enmienda de este tipo, que afecta a todo el funcionamiento de la Cámara, sin un amplio consenso.


Felipe Tordero

Felipe Tordero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *