juz3 422 3175360 20210422180927


ANDREA OCA

Santiago

La inminente construcción de la sede del Instituto de Medicina Legal en Fontiñas fue uno de los temas tratados esta mañana por el presidente del Tribunal Supremo de Xustiza de Galicia, José María Gómez y Díaz-Castroverde, magistrados de la Audiencia Provincial –cuya sexta La división está en Santiago – y con los de los cuerpos impersonales para escuchar sus demandas de primera mano. A pesar de que desde hace años se presentan convocatorias para ampliar el centro de justicia, esta no es una de las prioridades de la dirección del TSXG, que considera imprescindible la construcción de la sede de la futura Imelga.

“O más interesante éter infortunio nova sede lo que pensaba. A partir de entonces tiene que ser algún tipo de lugar … Prefiero quedarme como Marxe. Farase llegó a un acuerdo sobre el cumplimiento de la normativa urbanística, pero es importante que nos traslademos a una nueva sede ”, dijo, tras la polémica sobre la ubicación del nuevo Imelga. Por lo tanto, ve este proyecto como la mayor necesidad actual de “una expansión de dos años que actualmente no es una prioridad”.

Cabe recordar que los vecinos consiguieron dejar la propuesta original de uso de la superficie del Parque Begoña Caamaño, pero la nueva elección de la Xunta en la Rúa Londres tampoco convence a los vecinos. Con eso en mente, el principal obstáculo no es que haya una nueva sede que apoyen, sino los riesgos que podrían considerar para los humanos y el medio ambiente. Con eso en mente, el presidente de TSXG deja claro que no hay peligro: “Es tóxico preocuparse. Una sociedad hoy está alarmada por las actividades que pueden ser preexudiciais a la salud, pero estos centros tienen su sede en todas las ciudades, zonas urbanas y populosas si existe algún tipo de contacto o circunstancia que lleve al saúde en Perigo. “

La Xunta ya ha dejado claro a estas alturas que el nuevo edificio tendrá más gastos administrativos que cualquier otro tipo, aunque se prevé que habrá laboratorios y una nueva sala de autopsias vinculada a enfermedades fácilmente transmisibles. En ningún caso el nuevo espacio sustituirá por completo a las actividades que ahora se llevan a cabo en otras instalaciones como las salas de autopsias del Hospital Conxo o los laboratorios del Instituto de Medicina Forense de Madrid. Uno de los últimos en comentar al respecto fue el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, quien calificó de artificial la polémica por la construcción del edificio y dejó claro que los vecinos ya tienen cerca -antes de Dish- la actual sede de Imelga. Al mismo tiempo que los de la zona de Conxo tienen las enfermerías cercanas.

Otra de las principales voces al respecto, el jefe de patología forense de Imelga, José Blanco Pampín, dejó claro en declaraciones a este diario que esto no supone un riesgo para los vecinos ni para el medio ambiente. Agregó que es poco probable que se den cuenta de la posible entrega de un cadáver para una autopsia -cuando finalmente se le dé ese uso al edificio- ya que los procesos son muy cuidadosos y discretos en todo momento. En línea con lo explicado hoy por Gómez y Díaz-Castroverde, se ha sugerido que hay lugares que se enfocan en autopsias donde se pueden hacer más de 20 diariamente y que están en el medio de la ciudad como Manhattan, independientemente de la población. “Tus vecinos no verán ni sentirán nada incómodo”, concluyen.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *