ISI GOMEZ


La UD Melilla marcó dos puntos clave en el primer partido de la fase permanente del Grupo VE de la Segunda B, que se disputó ayer domingo en la Ciudad Deportiva del Getafe CF, tras marcar dos goles a la hija madrileña en un partido prácticamente ganado en el último En unos instantes volvió a encajar el segundo gol porque no fue lo suficientemente fuerte en defensa. De esta forma, la historia se repite un día en forma de obsequios de una temporada decepcionante para el equipo azulino, que debe asegurar la consistencia lo antes posible tras el gran fracaso deportivo que acaban los play-offs o una nueva temporada, Segunda B Per.

El Getafe B tomó la iniciativa en la primera parte sin causar problemas a la defensa de Melilla, pero como mejor jugaba, el gol de Melilla llegó en el minuto 12 en una jugada aislada de Borja Díaz, que golpeó el balón desde dentro del área de penalti Juanca, quien fue derribado por Camacho cuando estaba a punto de marcar. El árbitro, que estuvo muy atento al partido, ordenó la pena máxima, que Éder Díez convirtió con un disparo raso y cruzado a la izquierda del portero.
Con el 0-1, el partido parecía enfrentar al Melilla, pero la verdad es que fue todo lo contrario. El equipo de Ángel Viadero apenas tuvo tiempo de celebrar el gol, ya que la hija del Madrid empató el partido cuatro minutos después tras un tiro libre. Sabit empalmó una potente patada al área que salvó principalmente el portero Leo Santos, pero el cuero quedó muerto a los pies de Delgado, que acabó ante la pasividad de los azules al final de la defensa de las pantimedias.

Castigo no proporcionado
Por cierto, el Getafe B siguió dominando el juego de una forma bastante aburrida, ya que hubo poco impacto en las áreas salvo en los últimos momentos. Así fue sacado de la escuadra en el minuto 44 ‘por un tiro libre de Miranda con una gran intervención de la escuadra de Leo Santos, y en la prórroga el árbitro escondió a Melilla Fran Bueno, que esperaba un claro penalti, un zaguero y el portero Dos Santos lo derribó. El árbitro no dio la pena máxima y dejó que el juego continuara con el disparo de la escuadra rescatando a un jugador del Getafe B de debajo de los palos.
En la reanudación, Melilla fue mejor que el Getafe B y tuvo más ocasiones, pero no pudo terminar el partido, que aprovechó la madrileña para empatar el partido cuando los hombres de Ángel Viadero casi celebraron la victoria.
Melilla convirtió la portería contraria al inicio de la segunda parte. Juanca fue bastante afilado por banda izquierda y el suyo fue el primer tiempo en el 46 ‘pero su disparo se fue desviado, bastante alto, y en el 55’ cruzó a Fran Bueno, un puñal desde la banda derecha, medido para Éder Diez, que cabeceó desde la puerta.
Por su parte, el Getafe B respondió en el minuto 59 con una gran oportunidad de Keita, pero su potente disparo lo detuvo sin peligro Leo Santos.

Puerta de Melilla (1-2)
El pueblo de Melilla volvió a atacar ya que Juanca se quedó solo frente al portero local en el minuto 64 pero Dos Santos salvó un gol cantado y despejó el córner, pese a la insistencia de Melilla en el minuto 67 dando frutos a Alberto González tras un saque de esquina de Isi Gómez.

El Getafe tira a los 87 ‘
El empate 2-1 fue un golpe para el Getafe B que no supuso ninguna amenaza para un Melilla superior pero no consiguió condenar el partido y dejó vivo a su rival, repitiendo la historia de partidos anteriores en los momentos finales cuando su rival ganó el partido hizo un empate. .
Además, los cambios realizados no mejoraron al equipo ya que se perdió la profundidad, sobre todo con las bandas, sobre todo con el recambio de Fran Bueno, el mejor del partido ante Juanca, y en el minuto 87 llegó el lanzador de agua fría ‘con el empate de Giovanni, en una acción aislada en la que anticipó el gol de Leo Santos.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *